Ciclo C - Tiempo Ordinario2 - SANTISIMA TRINIDAD - 16 de junio - Año 2019

Liturgia Salmo

Evangelio

Monición de Entrada: MOTIVACIÓN

Hermanos y hermanas: bienvenidos y bienvenidas a este encuentro de fe y de fraternidad.

Hoy celebramos la fiesta de la SANTÍSIMA TRINIDAD, fiesta que nos viene a recordar que nuestro Dios, en su misterio más íntimo y en su revelación más honda, no es soledad, sino FAMILIA. Dios es comunicación y comunicación de Amor; Amor que nos crea como hijos e hijas, Amor que nos une como hermanos y hermanas y Amor que nos envía con su Espíritu por todo el mundo.

DÍA “PRO ORANTIBUS”
Jornada de las VOCACIONES CONTEMPLATIVAS





Hoy, también la Iglesia quiere que recordemos a todos esos hombres y mujeres que han consagrado sus vidas a la oración y contemplación. Miles de hombres y mujeres intercediendo sin cesar por todos nosotros y nosotras. Hoy oramos, de forma especial, por cada uno de ellos y de ellas.

Con estas actitudes iniciamos esta celebración.

Moniciones a las lecturas

1ª Lectura: Proverbios 8, 22-31

Esta lectura, que vamos a proclamar, forma parte de un poema didáctico que personifica a la sabiduría. Se presenta a la Sabiduría como anterior a toda la creación y que asiste a la organización del mundo. La fiesta de hoy invita a identificar la Sabiduría con Jesucristo, que es la Palabra definitiva. Escuchamos esta sugerente reflexión del autor sagrado.


2ª Lectura: Romanos 5, 1-5

El apóstol Pablo nos proclama, en esta reflexión, que algunos de los frutos de nuestra fe son la paz del corazón, la paciencia y la esperanza. Y es el Espíritu el fundamento de esta nueva situación; Él es el que nos ayuda a superar las dificultades de la vida y nos hace crecer en esta conciencia, viva y gozosa. Por lo tanto, el Espíritu ha sido derramado en nuestros corazones, para que demos frutos de verdadero amor. Acojamos el testimonio del apóstol.


Evangelio: Juan 16, 12-15

El relato evangelio de este domingo forma parte del discurso de despedida que Jesús dirige a sus discípulos entristecidos. Ahí es donde el Maestro ofrece el don y la ayuda del Espíritu a los suyos. Y aún más: el Espíritu Santo continúa revelando a Cristo, guía a los seguidores hasta alcanzar la verdad plena y les hace descubrir el misterio de la salvación en cada acontecimiento de la historia. Éste es el mensaje. Escuchamos.

Oración de los fieles

Abiertos al Dios Comunidad y fuente de vida, le presentamos nuestras súplicas en favor de toda la humanidad.

1.- Por nuestra querida y pobre Iglesia, para que sea de verdad una comunidad abierta donde el perdón y la fraternidad sean posibles. ROGUEMOS AL SEÑOR.

2.- Por todos y todas los que ostentan cargos de responsabilidad en los gobiernos, para que luchen por construir cada día un mundo más unido y solidario. ROGUEMOS AL SEÑOR.

3.- Por las personas que se sienten marginadas y excluidas, para que encuentren en nosotros y en nosotras un corazón donde descansar y una mano dispuesta a ayudar. ROGUEMOS AL SEÑOR.

4.- Por todos los hombres y mujeres que han entregado su vida a la oración y a la contemplación, para que su dedicación al Señor sea un testimonio que nos acerque a los y las seguidores de Jesús a la experiencia gozosa de Dios. ROGUEMOS AL SEÑOR.

5.- Por todos y todas los que nos hemos reunido en esta celebración, para que la fuerza del Espíritu santo nos ayude a construir una comunidad fraterna. ROGUEMOS AL SEÑOR.

Presentación de las ofrendas

NOTA: ofrecemos diversos "SIGNOS" que nos parecen posibles, "fáciles" y que expresan el significado y el caminar de la Comunidad Cristiana.

POR FAVOR: que nadie piense que hay que hacer todos ellos. Que cada Comunidad, o Grupo de Liturgia los escoja y los adapte a su realidad.



UN CORO DE NIÑOS O NIÑAS CANTA EL «GLORIA AL PADRE...»

(Pueden ser todos los niños y niñas de la comunidad o tan sólo un grupo seleccionado. En ambos casos debe haber sido ensayado previamente. Finalizado el canto, uno/una de ellos/as hace la presentación de la ofrenda:)

ORACIÓN – EXPLICACIÓN: Hoy estamos realmente contentos y contentas, Señor, y, por eso, hemos querido unir nuestras voces en este canto y alabarte en tu familia trinitaria. Ayúdanos, sin embargo, a poder vivir de esa manera y con ese intenso amor en nuestras familias, imagen de la que Tú eres por los siglos de los siglos.


PRESENTACIÓN DEL CARTEL QUE ANUNCIA EL DÍA “PRO ORANTIBUS”

(Puede hacer la ofrenda un/una joven de la comunidad, chico o chica. Después dice:)

ORACIÓN – EXPLICACIÓN: Señor, yo te traigo el cartel que anuncia, este año, el Día “Pro Orantibus”. Con él te traigo mis oraciones y las de toda la comunidad, en favor de los hombres y mujeres que, dejando cosas hermosas y buenas, te buscan en el retiro, el silencio y en la oración. Fortalécelos en todo momento y llena sus vidas del gozo anticipado que, un día, nos regalarás a todos y a todas en tu Reino. Y haz que nosotros y nosotras, sobre todo los y las jóvenes actuales, no nos cerremos a tu llamada y nos mantengamos siempre a la escucha de tu voluntad sobre nuestras personas.


PRESENTACIÓN DE UNA CADENETA

(Esta nueva ofrenda la puede hacer otro miembro adulto de la comunidad. Si la anterior la presentó un hombre, en esta ocasión puede hacerlo una mujer. Puede consistir en una cadeneta de pita o papel, incluso una cadena metálica)

ORACIÓN – EXPLICACIÓN: Por mi parte, Señor, fe ofrezco esta cadena o cadeneta, con la que quiero expresar el compromiso de luchar porque la comunidad, de la que soy miembro, sea un reflejo de la que vivís la Santísima Trinidad: una Familia, amándoos desde lo más profundo de vosotros mismos. Que seamos capaces, Señor, de vivir el respeto de las diferencias en la riqueza del amor.


PRESENTACIÓN DE UN MAPA MUNDI

(También puede hacer esta ofrenda otra miembro adulto, aunque, a ser posible, una persona comprometida en las tareas sociales, políticas o sindicales)

ORACIÓN – EXPLICACIÓN: Mira, Señor, yo te traigo este mapa mundi, y todos y todas sabemos que es el reflejo de un mundo dividido, en el que la riqueza y la pobreza marcan las fronteras de unos países que viven en la abundancia y otros muchos, la mayoría, que viven en la extrema pobreza: el Primer y opulento mundo frente al Tercer y pobre mundo. Con este mapa te quiero ofrecer nuestros deseos y empeño de luchar por superar esas diferencias y esas fronteras. Los consagrados y consagradas a Ti por el bautismo, no sólo hemos de ser conscientes de comprometernos en favor de la unidad en nuestra comunidad, sino también en medio del mundo.


PRESENTACIÓN DE UN CUENCO

(Puede hacer la ofrenda uno/a de los/las jóvenes de la comunidad. Con él queremos expresar la disponibilidad del creyente)

ORACIÓN – EXPLICACIÓN: Señor, yo te traigo hoy este cuenco, símbolo de mi receptividad, como la de cualquier creyente. A imagen de María y de tantos testigos y creyentes, queremos ser como este cuenco, dispuestos y dispuestas a recibir tu Palabra y tu gracia. Sin ellas nosotros y nosotras no somos nada o, si lo somos, es pura autosuficiencia y alejamiento de ti. No dejes de llenar nuestros corazones con tu gracia, Señor.

Prefacio

(De pie, todos participan en la oración de Acción de Gracias, diciendo: «GLORIA AL PADRE, AL HIJO Y AL ESPÍRITU SANTO»).

Te alabamos y te bendecimos, Dios, Trinidad Santa,
a pesar de que hemos de reconocer que no te conocemos.
Eres un misterio tan inmenso y distinto a nosotros,
que no tenemos capacidad suficiente para abarcarte.
Sin embargo, a pesar de que eres infinitamente más
que cuanto podemos soñar e imaginar,
te sentimos como un Dios cercano a nosotros y a nosotras,
que nos has dado la posibilidad de ser,
que has dejado en nosotros y en nosotras tu semejanza,
has llenado nuestro corazón de amor
y te has acercado en mil circunstancias a nosotros y a nosotras,
dándonos abundantes muestras de tu amor.
R/. "GLORIA AL PADRE, AL HIJO Y AL ESPÍRITU SANTO".

Porque no quisiste vivir en soledad,
creaste en el origen del mundo
a los hombres y a las mujeres,
elegiste, de entre los pueblos de la tierra,
al pueblo de tus preferencias
y le dijiste tu palabra de salvación,
para que tuviera razón su vivir
y descubriera tus huellas en su corazón.
A pesar del pecado y de que el ser humano rompió tu amistad,
Tú no le dejaste sólo y a su amarga suerte,
sino que le seguiste ofreciendo tu amor.
Y le mandaste a los profetas,
para que fueran señalando la dirección de tu voluntad.
Y no conforme con ello,
en la plenitud de los tiempos,
enviaste a este mundo a tu propio Hijo,
que se hizo hombre como nosotros,
y en Él nos dejaste ver el fondo de tu corazón.
R/. "GLORIA AL PADRE, AL HIJO Y AL ESPÍRITU SANTO".

A través de tu Hijo Jesucristo
nos enseñaste a llamarte Padre
y a experimentar que ese Dios innombrable
y que nadie ha visto,
es el fundamento de todo amor.
En Él, nos has hecho hijos e hijas en tu Hijo.
y Él es hermano nuestro,
que nos ha abierto a la fraternidad universal
con todos los hombres y las mujeres de la tierra.
Por su muerte y resurrección,
nos has hecho partícipes también del Espíritu Santo,
para que vivamos en comunión contigo
y sea la causa de nuestra comunión fraternal,
como Él es el vínculo entre Ti y tu Hijo
en la unidad de la Santísima Trinidad.
R/. "GLORIA AL PADRE, AL HIJO Y AL ESPÍRITU SANTO".

Por nuestra parte, Señor, queremos alabarte
y no dejar de bendecirte, Trinidad Santísima,
en tu inmensa grandeza y en tu infinito amor.
Queremos presentarte hoy la vida de tu Hijo,
su entrega incondicional por nosotros y nosotras en la Cruz,
realizada según tu proyecto y tu voluntad
y revelados por Él a todos nosotros y nosotras.
A su ofrenda queremos unirnos nosotros mismos.
Esperamos que Tú nos aceptes,
a pesar de nuestras deficiencias e infidelidad.
Súplelas con los méritos obtenidos por Él
y danos a nosotros y a nosotras fortaleza para su seguimiento.
Que no nos guardemos su Evangelio,
sino que, a través de nuestras palabras y vida,
seamos capaces de ser
Buena Noticia para nuestro mundo de hoy.
R/. "GLORIA AL PADRE, AL HIJO Y AL ESPÍRITU SANTO".

Danos, Señor, tu Espíritu,
para que, por la comunión con Él,
podamos vivir en nuestra comunidad el amor fraternal.
Que nuestras diferencias enriquezcan la unidad,
porque las ponemos al servicio común,
para que tu Iglesia crezca
y sea reflejo tuyo en medio del mundo.
No permitas en nosotros y en nosotras el cansancio
ni dejes que nos domine el desánimo,
pues es mucho lo que nos falta
para hacer de esta tierra tu casa,
en la que todas las personas vivan la fraternidad.
Y déjanos, por último, volver a repetir nuestra alabanza
y dedicarte el honor que mereces,
como Trinidad Santa.
R/. "GLORIA AL PADRE, AL HIJO Y AL ESPÍRITU SANTO".

Monición de Despedida

Hermanos y hermanas: el encuentro con Dios, su Amor envolvente, nos invita a cambiar en nuestros planteamientos, posturas y en la vida misma. El encuentro nos empuja a dar a conocer y comunicar nuestra experiencia de amor. Ojalá al volver a nuestra vida cotidiana y a nuestras responsabilidades, en medio del mundo y de la sociedad, seamos capaces de transmitir el Amor que Dios nos tiene. ¡Feliz semana de testimonio cristiano!

Reflexión para este día

“Un solo Señor, una sola fe, un solo Bautismo,
un solo Dios y Padre”.




Si hemos vivido un poco la liturgia de estos meses, recordaremos que se nos ha hablado del PADRE, del HIJO, y también del ESPÍRITU SANTO. Continuamente han sido nombrados. En la fiesta de hoy los contemplamos a los tres JUNTOS: es la fiesta de la TRINIDAD. Esto es: la fiesta de DIOS-COMUNIDAD. Éste es el significado de este día.

Algunos dirán: “es un gran misterio”. Otros podemos afirmar: “Sí, es un MISTERIO DE AMOR”. Dios es así y así se nos manifiesta: es un Dios fiel, a pesar de la infidelidad de su pueblo; es un Dios cercano al pueblo, aunque éste se aleje de Él; es un Dios al que nosotros y nosotras podemos llamar “PADRE” y nos ha hecho hijos e hijas adoptivos/as.

¿Es difícil creer en DIOS-TRINIDAD? ¿Es difícil entenderle? Tanto como aceptar que DIOS es AMOR y que quien ama, sabe mucho de Dios y quien no ama (aunque lo diga) sabe poco de Dios.

¡DICHOSO y DICHOSA quien cree en el DIOS-AMOR,
porque tendrá luz en su vida!

bidean@bidean.net
castellano euskera batua euskera bizkaiera orue