Ciclo C - Tiempo Ordinario2 - Domingo 13º - 30 de junio - Año 2019

Liturgia Salmo

Evangelio

Monición de Entrada: MOTIVACIÓN

Hermanos y hermanas: comenzamos esta Eucaristía, sabiendo que estamos en la presencia de Dios Padre, reunidos junto a Jesús, el Maestro.

Una y otra vez nos sentimos necesitados y necesitadas de escuchar su Palabra. Hoy la Palabra de Dios nos habla de la radicalidad y del esfuerzo que conlleva el seguimiento a Jesús. Hay que abrazar la pobreza y renunciar a los vínculos, incluso familiares, sin volver la vista atrás, como escucharemos. También lo hicieron así los viejos profetas y tantos hombres y mujeres a través de los tiempos. Jesús, hoy, camina y a cada uno de nosotros y de nosotras nos invita a seguirle. ¿Cuál es nuestra respuesta?

Que en esta celebración nos llenemos de la fuerza y del ánimo de Dios para seguir en la tarea, de la que Él mismo nos hace partícipes.

Moniciones a las lecturas

1ª Lectura: 1 Reyes 19, 16b. 19-21

Según el relato del Antiguo Testamento, el profeta Elías llama a Eliseo a ser su discípulo. El gesto simbólico de cubrirlo con el manto significa que lo incorpora a su misma misión. Eliseo comienza una nueva vida después de desprenderse de todas sus posesiones. Escuchemos el relato.


2ª Lectura: Gálatas 5, 1. 13-18

La libertad es uno de los dones irrenunciables de nuestro ser en Cristo, según el apóstol Pablo. De ahí que las primeras palabras de la lectura de hoy son el manifiesto de la libertad cristiana, ese valor absoluto que buscamos y ansiamos. Esta libertad conlleva el creer en Cristo y andar según el Espíritu. Acogemos el mensaje.


Evangelio: Lucas 9, 51-62

En el pasaje evangélico, vemos cómo Jesús, camino de Jerusalén, catequiza sobre los valores del Reinado de Dios. Por los pueblos por donde pasa anuncia su mensaje. Sus palabras son exigentes y piden radicalidad en el seguimiento. Ésta es su propuesta también, hoy, para nosotros y para nosotras. La escuchamos.

Oración de los fieles

Dejándonos llevar por el Espíritu de Dios, presentemos al Padre nuestras oraciones y pidamos por todas las necesidades.

1-. Por la Iglesia extendida por todo el mundo, para que sea fiel oyente de la Palabra del Señor y la haga vida propia. OREMOS AL SEÑOR.

2.- Por todos los y las educadores, para que se esfuercen en transmitir vida y valores que ayuden a las personas a vivir con respeto y tolerancia. Y, a nosotros y a nosotras, haznos sensibles y cercanos/as a tantos problemas que abaten a la humanidad: guerras, violencia, hambre, enfermedad, y así trabajemos para encontrar una solución. OREMOS AL SEÑOR.

3.- Por los/as jóvenes y los/as niños/as, para que sepan responder con generosidad a la llamada de Jesús a compartir con otros y con otras y a vivir en solidaridad y fraternidad. OREMOS AL SEÑOR.

4.- Por todos y todas los/as que estamos en esta celebración, para que vivamos la verdadera libertad que nos viene de Dios y sigamos su voluntad dentro de la vocación a la que nos ha llamado. OREMOS AL SEÑOR.

5.- Por nuestra comunidad parroquial y cuantos y cuantas la formamos, para que, llenos y llenas de la fuerza de Jesús, seamos testigos creíbles del Evangelio. OREMOS AL SEÑOR.

Presentación de las ofrendas

NOTA: ofrecemos diversos "SIGNOS" que nos parecen posibles, "fáciles" y que expresan el significado y el caminar de la Comunidad Cristiana.

POR FAVOR: que nadie piense que hay que hacer todos ellos. Que cada Comunidad, o Grupo de Liturgia los escoja y los adapte a su realidad.



PRESENTACIÓN DE UNAS SEMILLAS

(Podría presentarse un recipiente de cristal lleno de granos de trigo o de cualquier otro tipo de semillas. Esta ofrenda la puede hacer una mujer)

ORACIÓN – EXPLICACIÓN: Aquí me tienes, Señor, con estas semillas, que yo te quiero ofrecer en este domingo, pidiéndote aceptes este don que Tú mismo nos has hecho y cuides de su desarrollo y crecimiento, pues, sin tu gracia, nada de lo que vive, alcanza su madurez. Siembra la vocación al servicio de la Iglesia en los corazones de nuestros y nuestras jóvenes. Y recuerda, de una forma especial, a todas aquellas comunidades que carecen ya de un presbítero que las presida.


PRESENTACIÓN DE UN RECIPIENTE LLENO DE SAL

(Esta ofrenda la puede hacer una persona adulta de la comunidad)

ORACIÓN – EXPLICACIÓN: Señor, yo te traigo, y lo hago en nombre personal, de todos los y todas las militantes y de la propia comunidad, este recipiente lleno de sal, como símbolo de nuestra presencia evangelizadora y transformadora del mundo. Igual que otras generaciones de creyentes han evangelizado a tantos pueblos, nosotros y nosotras queremos ser presencia misionera en este mundo, a pesar de las muchas dificultades con las que nos encontramos. Danos, sin embargo, tu gracia, porque sin ella nuestra sal se vuelve insípida.


PRESENTACIÓN DEL FRASQUITO DEL CRISMA

(Lo presenta una persona adulta, hombre o mujer, del grupo de Liturgia de la comunidad)

ORACIÓN – EXPLICACIÓN: Yo te traigo, Señor, este frasquito de aceite con el que todos y todas hemos sido ungidos y ungidas, para recibir de Ti la fuerza que precisamos en orden a testimoniar nuestra fe en medio del mundo. Acepta esta oración nuestra y danos tu fortaleza, que tanto precisamos, porque nuestro mundo y cultura necesitan de nuevos testigos vivos, nuevos profetas que denuncien las injusticias y anuncien el don de tu salvación.


PRESENTACIÓN DE UN RECIPIENTE CON LEVADURA

(Debe hacer la ofrenda un/a militante de la comunidad)

ORACIÓN – EXPLICACIÓN: Señor y Padre nuestro, yo te traigo este pequeño recipiente lleno de levadura, una sustancia capaz de transformar una gran cantidad de masa. Y lo hago en nombre de los cristianos y cristianas militantes en esa lucha por crear una sociedad más humana, más igualitaria y más solidaria; esto es, más justa y para todos y para todas. Muchos de los “profetas” han sido un maravillo ejemplo de ese compromiso. Te volvemos a ofrecer sus vidas. Haznos a nosotros y a nosotras con capacidad de entrega y de servicio para seguir adelante en esa causa.


PRESENTACIÓN DE UNA ONG

(Tras la presentación de la Organización No Gubernamental, uno de los miembros de la comunidad, mejor si está relacionado con ella, dice:)

ORACIÓN – EXPLICACIÓN: Señor, yo te traigo hoy el compromiso mío y el de todos y de todas de abrir nuestros corazones a los y las más pobres de todo el mundo. Queremos apoyarles con nuestros bienes, pero también con nuestra solidaridad y nuestro trabajo, porque creemos que, si sólo compartiéramos el dinero, podríamos incurrir en el pecado de lavarnos las manos y tratarles como si fueran meros indigentes. Con ello queremos expresar el amor que Tú tienes a los más necesitados y necesitadas de esta tierra, y que son tus preferidos y preferidas. Ayúdanos a vivir este compromiso solidario, haciendo posible la VIDA en nuestro entorno y en la humanidad. Así, llevaremos adelante la obra iniciada por Jesús. Así sea.

Prefacio

(Tras la ofrenda, el presidente inicia la oración de Acción de Gracias, en la que participa la Comunidad: «GRACIAS, SEÑOR, PORQUE TUS PALABRAS ME REGALAN LA LIBERTAD»).

Bendito y alabado seas Padre, Señor del Universo,
porque hiciste todas las cosas por amor
y al hombre y a la mujer, imagen y semejanza tuya,
les llenaste el corazón de libertad,
de la que no supieron gozar,
porque quisieron buscar otras libertades
que, a la postre, encadenaron sus corazones
y les hicieron esclavos del mal.
R/. "GRACIAS, SEÑOR, PORQUE TUS PALABRAS ME REGALAN LA LIBERTAD".

La historia antigua,
la que cuenta tu relación con tu pueblo elegido,
es una historia de búsqueda de la libertad,
que va desde la esclavitud de Egipto
a la tierra de la promesa,
pasando siempre por las tentaciones del tener y el poder.
Y Tú, libre de libre libertad,
te alineaste siempre junto a las búsquedas,
y te desprendiste siempre de la ilusión
que produce el tener y el poder.
R/. "GRACIAS, SEÑOR, PORQUE TUS PALABRAS ME REGALAN LA LIBERTAD".

En la plenitud de los tiempos,
como el gesto sublime de tu amor,
hiciste que tu Hijo, Dios como Tú,
se hiciera como un hombre cualquiera.
Le llenaste su corazón de tu amor,
para que, lejos de ti, no viviera sino para ti.
Tus palabras fueron su vida
y tu voluntad, su única ley,
pero no dudó nunca de ser libre,
porque para él su libertad
era la obediencia de tus deseos.
R/. "GRACIAS, SEÑOR, PORQUE TUS PALABRAS ME REGALAN LA LIBERTAD".

Nosotros y nosotras, Padre, ahora proclamamos
que Jesús conquistó la libertad
y que nosotros y nosotras estamos en el mismo empeño.
Hacemos ahora memoria de su indomable voluntad
de llegar a ser libre amando,
hasta sufrir tortura y muerte,
por parte de los que pretendían
dominar e imponer su voluntad.
Y el recuerdo actual nos sirve
de adelanto de la verdadera y única libertad,
la que Tú vives, Dios Padre,
y a la que nos invitas en tu Reino.
R/. "GRACIAS, SEÑOR, PORQUE TUS PALABRAS ME REGALAN LA LIBERTAD".

Monición de Despedida

Hermanos y hermanas: hemos escuchado la radicalidad del seguimiento a Jesús; pero no debemos olvidar que ser cristianos/cristianas es vivir según el Espíritu de Cristo. Sus palabras son suaves y duras a la vez; mueven el corazón y suscitan novedad; abren horizontes y rompen cadenas; nos exigen una respuesta generosa. ¡Feliz semana en la escucha de su palabra y de compromiso en su seguimiento!

Reflexión para este día

“Habla, Señor, que tu siervo te escucha;
Tú tienes palabras de vida eterna”




En este domingo, muchas familias ya se encuentran en ambiente vacacional: preparativos, programaciones o viajes con muchos bultos, caracterizan estos días y estos meses. Pero allá donde nos encontremos, el SEÑOR JESÚS seguirá haciéndose presente en nuestras vidas, y es porque sigue interesado en nuestros asuntos, quiere CAMINAR CON NOSOTROS y CON NOSOTRAS.

En este domingo se nos presenta a Jesús EN CAMINO y como camino PARA EL CREYENTE. La palabra clave y casi “mágica” que Él dirige a los suyos es “sígueme”: da la impresión de que no cabe otra opción. Y esa decisión conlleva renuncia y ruptura con el pasado; supone un riesgo. Es el “camino de Jerusalén”, esto es, cumplir la voluntad del Padre. Éste es el camino de Jesús.

Los elementos fundamentales para este camino son claros: DISPONIBILIDAD total y SERVICIO en favor del Reino. Esto es lo más importante; según Jesús, lo único importante. De ahí que la decisión de ser cristiano o cristiana, de SEGUIR a JESÚS (esto significa “ser cristiano”) es una opción radical y definitiva, aunque haya que hacerla definitiva en el día a día, año a año, en cada momento.

He aquí la invitación de este domingo.

¡Dichosos y dichosas quienes ESCUCHAN y ACOGEN su llamada
porque disfrutarán del gozo de su AMISTAD!

bidean@bidean.net
castellano euskera batua euskera bizkaiera orue