Ciclo C - Tiempo Ordinario2 - Domingo 28º - 13 de octubre - Año 2019

Liturgia Salmo

Evangelio

Monición de Entrada: MOTIVACIÓN

Bienvenidos a esta celebración de fraternidad.

Con frecuencia, los seguidores de Jesús nos hemos preocupado más de las exigencias éticas de la fe que de revitalizar nuestra relación gozosa con Dios. Hemos insistido en el cumplimiento y la práctica religiosa, pero no hemos aprendido a celebrar con emoción a Dios como fuente amorosa de nuestra vida. Celebramos la Eucaristía sin preparar nuestro corazón, sin ser realmente conscientes de la gran Acción de Gracias que ésta supone porque nuestra vida está de ordinario vacía de alabanza.

Hermanos y hermanas: si de veras tenemos fe en Jesús de Nazaret, despertemos nuestros corazones, elevemos con fuerza nuestra acción de gracias por sentirnos liberados y liberadas, sanados y sanadas por el Señor. Iniciemos nuestra celebración.

Moniciones a las lecturas

1ª Lectura: 2 Reyes 5, 11-17

Naamán (que no pertenece siquiera al pueblo elegido) es curado por la palabra de Dios y recibe también el regalo de la fe. Namaán siente la necesidad de agradecer de algún modo lo que Dios ha hecho con él, pero el don de Dios es pura gratuidad y Naamán sólo puede convertirse en fiel testigo del amor entrañable y sanador de Dios. Escuchemos el relato.


2ª Lectura: 2 Timoteo 2, 8-13

El apóstol puede ser encadenado y hecho prisionero, pero la Palabra de Dios no puede ser encadenada, nos dirá Pablo. Es una palabra con fuerza propia e interna que puede cambiar la vida de las personas.. Escuchemos esta reflexión del apóstol, cargada de profundidad.


Evangelio: Lucas 17, 11-19

El milagro es un signo palpable de la presencia liberadora de Dios y de la gratuidad de sus dones. Él nos da la vida y las oportunidades, no porque seamos buenos o buenas y cumplamos los mandamientos, sino porque nos quiere y su amor es desinteresado y fuente de salud para nosotros y nosotras. Escuchemos el relato de los leprosos curados por Jesús y saquemos las conclusiones.

Oración de los fieles

Como discípulos y discípulas que quieren seguir al Maestro, con la sencillez y confianza de unos hijos e hijas, le presentamos al Padre las necesidades de nuestra vida.

1. Por nuestra Iglesia, para que sea signo y ejemplo vivo de la gratuidad de Dios, recinto que acoge y sana a todos y a todas los y las que sufren, y fuente inagotable de amor y paz. OREMOS AL SEÑOR.

2. Por todas las personas que ostentan el poder en los gobiernos, en las instituciones, asociaciones, comunidades: para que en el ejercicio de su autoridad procuren la paz y la justicia. OREMOS AL SEÑOR.

3. Por todos los hombres y mujeres que sufren a causa de cualquier motivo, para que descubran al Dios sanador, liberador y fuente de vida. OREMOS AL SEÑOR.

4. Por todas las familias cristianas para que maduren en su fe y acompañen a los diversos miembros en ese proceso de maduración y de vivencia del compromiso cristiano. OREMOS AL SEÑOR.

5.- Por todos y por todas los y las que hoy nos hemos reunido para celebrar esta Eucaristía, para que vivamos en permanente acción de gracias y cada uno de nosotros y de nosotras seamos salud y paz para los y las que nos rodean. OREMOS AL SEÑOR.

Presentación de las ofrendas

NOTA: ofrecemos diversos "SIGNOS" que nos parecen posibles, "fáciles" y que expresan el significado y el caminar de la Comunidad Cristiana.

POR FAVOR: que nadie piense que hay que hacer todos ellos. Que cada Comunidad, o Grupo de Liturgia los escoja y los adapte a su realidad.



UN MATRIMONIO PRESENTA A SU HIJO/A PEQUEÑO/A

(Marido y mujer se levantan con su hijo/a pequeño/a y se acercan hasta el presbiterio para hacer la ofrenda. Intervienen los dos, uno después de otro. Concluidas sus intervenciones, permanecen con el niño (la niña) en el mismo presbiterio durante el resto de la celebración. Dicen:)

ORACIÓN – EXPLICACIÓN:

MARIDO: Señor, aquí nos tienes con este nuestro(a) hijo(a), regalo tuyo y fruto de nuestro amor. Te lo queremos ofrecer en respuesta a tu misericordia. Tuyo(a) es y traza sobre él (ella) el plan de salvación.

MUJER: Te queremos ofrecer también nuestros deseos de proseguir y mantener el amor que nos hizo engendrarle, mediante nuestros cuidados y la educación. Educación, que pensamos, no sólo en orden a darle la oportunidad de que llegue a ser adulto(a), sino también que logre ser una persona en plenitud.

LA PAREJA: Sin embargo, Señor, somos conscientes de las muchas dificultades que engendra esta tarea y, principalmente, aquellas que nos vienen de un ambiente y una sociedad interesada en personas débiles y fácilmente manipulables. Por eso, Señor, danos tu gracia para poderlo realizar.

O...


PRESENTACIÓN DE UN BEBÉ

(Uno de los padres de la comunidad se acerca hasta el lado del que preside la celebración con su bebé en brazos. Con anterioridad, debiera haber preparado el cochecito del niño (de la niña), para ponerle en él tras la ofrenda)

ORACIÓN – EXPLICACIÓN: Mira, Señor, te ofrezco este retoño de nuestro amor. En él he experimentado lo que significa ser padre. En él veo lo que es el futuro y lo que es el misterio de la persona. A veces tengo la tentación de que se me parezca, que casi sea una fotocopia mía. Sin embargo, quiero respetar profundamente todo su misterio como persona y descubrir en él (ella) tu amor eterno. Ayúdanos, Dios Padre bueno, a ser signos vivos de tu amor en su vida, para que crezca como hijo(a) tuyo(a) y pueda conocerte y amarte. Te lo pedimos de corazón.


PRESENTACIÓN DEL CARTEL MISIONERO DEL “DOMUND”

(Conviene presentarlo el domingo anterior, como forma de sensibilización de la Comunidad-Parroquia. Puede hacer la ofrenda una persona joven de la comunidad. Lo debe situar en un lugar bien visible)

ORACIÓN – EXPLICACIÓN: Señor, yo te traigo este cartel misionero del DOMUND que anuncia la Jornada que celebra la Iglesia el próximo domingo. Con él, en mi nombre y en el de toda la comunidad, te quiero hacer presente nuestro deseo y compromiso evangelizador. Pero también queremos crear una “Cadena de solidaridad” con otros pueblos, con muchas menos posibilidades que nosotros. Por eso, desde hoy, toda esta semana y, especialmente, el domingo que viene, nos comprometemos y participaremos en la campaña del DOMUND. Acepta, Señor y Padre nuestro, nuestros gestos que hablan de fraternidad, de comunión y de solidaridad.


PREPARACIÓN DE LA MESA DEL ALTAR

(Con música de fondo, dos de las mujeres de la comunidad visten y adornan la mesa del altar. Hoy no debe faltar un bonito centro de flores. Sin embargo, se debe evitar todo barroquismo y profusión de cosas sobre el altar. Terminada la labor, una de las mujeres dice:)

ORACIÓN – EXPLICACIÓN: Señor, hemos preparado y adornado la mesa del altar para la celebración de un banquete, porque Tú eres el Novio que estás en medio de nosotros y de nosotras. Así anticipamos las bodas del Reino. Queremos, sin embargo, que esto sea también el símbolo de la ofrenda de nuestras vidas.


PRESENTACIÓN DE ALGÚN ELEMENTO DEL APERITIVO

(Este signo supone que se va a realizar una pequeña fiesta de la comunidad después de la Eucaristía, como inicio del Curso Pastoral, o... Concretamente, podrían ser una bolsa de patatas fritas y un refresco, aunque esto sólo sea una sugerencia, que puede ser sustituido por cualquier otra cosa. La ofrenda la han de hacer dos personas, y una de ellas dice:)

ORACIÓN – EXPLICACIÓN: Te traemos, Señor, estas muestras de la fiesta que seguirá a este encuentro de fe de nuestra comunidad, reunida en torno a la mesa de tu Palabra y del Cuerpo de tu Hijo. Queremos con este gesto hacer crecer todavía más nuestro amor y fraternidad. Tú lo haces, cada domingo, con tu Palabra y la Comunión; pero nosotros y nosotras, por nuestra parte, queremos sumar a tu gracia nuestro empeño por construirnos cada vez más como una comunidad unida, sin fisuras ni barreras que nos separen y enfrenten.


PRESENTACIÓN DE LOS GRUPOS DEL CATECUMENADO DE ADULTOS

(Bien pudiera haber una representación numerosa de los distintos grupos de Catecumenado que hubiere en la Comunidad-Parroquia. También sería bueno preparar un HOJA IMPRESA con el proyecto que trabajan para poderlo ofrecer a todos los participantes en la celebración. En nombre de todos, una de las personas dice:)

ORACIÓN – EXPLICACIÓN: Señor y Padre nuestro: queremos, antes que nada, agradecerte de corazón por el regalo que nos has hecho en Jesús, tu Hijo amado y nuestro Hermano. Pero, también, queremos expresarte nuestro deseo de seguir profundizando en nuestra fe, para así poder comunicarla, vitalmente, a nuestra cultura y entorno. Al presentar hoy a la comunidad el proyecto de nuestros grupos del CATECUMENADO de ADULTOS, a Ti te ofrecemos nuestro compromiso de trabajarlo con buen ánimo y de ayudarnos mutuamente en esta labor, tan interesante como necesaria hoy en día. Acoge nuestra ofrenda, Padre.

Prefacio

(Todos, de pie, participan en la oración de Acción de Gracias, diciendo: «TE DAMOS GRACIAS, SEÑOR, PORQUE NOS HAS SALVADO EN TU HIJO JESUCRISTO»).

Bendito seas, Padre, Dios lleno de amor y misericordia.
A Ti la gracia, el honor y la gloria.
Para Ti nuestra acción de gracias,
porque reconocemos que Tú nos has sanado de raíz.
Hiciste todas las cosas y al ser humano
como reflejo de tu bondad infinita.
Las llenaste de amor y de vida,
a tu misma imagen y semejanza.
De belleza colmaste los paisajes,
las verdes montañas y los hondos valles,
el mar, los ríos y los claros lagos,
las suaves praderas y los escabrosos montes.
Todo lo hiciste bello, para que, al contemplarlo,
pudiéramos llegar a intuirte a Ti mismo.
R/. "TE DAMOS GRACIAS, SEÑOR, PORQUE NOS HAS SALVADO EN TU HIJO JESUCRISTO".

Aún nos asombra más
la contemplación de los hombres y mujeres:
su capacidad de amor y de superación,
el impulso a reunirse en ciudades y pueblos,
la energía que desarrollan en el trabajo.
El progreso armonioso, la industria, la técnica,
las conquistas de la ciencia,
los balcones abiertos al espacio,
nos llenan de legítimo orgullo.
Pero, ¿cómo podríamos bendecirte sin trampa,
si junto con el optimismo del mundo
no conjugáramos la tristeza del pecado?
La verdad es que sin tu amistad
todo lo cambiamos de sentido
y lo contaminamos todo de egoísmo.
Pero Tú fuiste, otra vez, grande y misericordioso,
pues regeneraste la creación, a los seres humanos,
a nosotros y a nosotras.
R/. "TE DAMOS GRACIAS, SEÑOR, PORQUE NOS HAS SALVADO EN TU HIJO JESUCRISTO".

Por eso, no podemos callarnos,
y de nuestras bocas y corazones
sale nuestra acción de gracias,
porque Tú nos invitas
a todos y a todas y cada uno y a cada una
a ser santos y santas
e inmaculados e inmaculadas en tu presencia.
Por tu Hijo Jesucristo, todo nos empuja a ser
santos y santas como Tú eres Santo.
Por eso, queremos celebrar hoy
la confianza que Tú nos transmites
de que lo podemos ser
pues Tú mismo has curado hasta nuestras raíces,
a pesar de que te costara tan caro
como la entrega de la vida de tu Hijo.
A través de Él hoy te ofrecemos
nuestra acción de gracias,
y esperamos que, con tan perfecta mediación,
Tú la aceptes, porque además surge
de nuestro obediente corazón.
R/. "TE DAMOS GRACIAS, SEÑOR, PORQUE NOS HAS SALVADO EN TU HIJO JESUCRISTO".

Monición de Despedida

Hermanos y hermanas: cuando únicamente se vive con la obsesión de lo útil y de lo práctico, para sacar de todo el mejor provecho y rendimiento, no se llega a descubrir la vida como regalo. Cuando reducimos nuestras vidas a ir consumiendo diversas dosis de objetos, bienestar, noticias, sensaciones, no es posible percibir a Dios como fuente de una vida intensa y gozosa. Hoy, el Señor, con su Palabra nos ha interpelado muy seriamente: ¿cuál es nuestra relación con Dios? ¿Vivimos de manera consciente el derroche constante de su Amor en nuestra vida?

Hermanos y hermanas: sin duda alguna tenemos meditación suficiente para toda la semana y un imperativo claro del Señor: sed testigos de la liberación y sanación en nuestro mundo, día a día. ¡Casi nada! ¡Feliz semana!

Reflexión para este día

“Dad gracias en toda ocasión:
ésta es la voluntad de Dios en Cristo Jesús respecto de vosotros”





Hay un hecho en la vida de los hombres y, de forma especial, en nuestros días: ante las situaciones de crisis y de cambio constante que se están produciendo, unos no valoran el pasado (“no sirve” dicen: los padres y abuelos no han sabido hacer nada constructivo y válido); y para otros, el presente es un asco, no hay nada bueno y positivo en el momento actual.

Con ello, creando una sociedad de personas descontentas y amargadas, dominados y dominadas por lo negativo, incapaces de agradecer y disfrutar lo bueno, lo grande y positivo que hay en nuestras vidas.

Es aquí donde se debe escuchar la LLAMADA de Jesús al AGRADECIMIENTO. El ser humano no puede ser tal sin ser agradecido; no puede afirmarse como persona madura sino recibiendo con agradecimiento la vida, esa vida que la recibe de los y las demás; no nos damos la vida a nosotros mismos, a nosotras mismas, ni la inteligencia. El ser humano recibe de los demás los dones más bellos. De ahí, esta llamada a “SER AGRADECIDO”, para así poder llegar a la plenitud.

El mensaje de este domingo, con el ejemplo del leproso curado, es una llamada a desarrollar nuestra capacidad de agradecimiento para con los y las demás y para con Dios. Y… ¡es que tenemos tantos motivos de agradecimiento! Ojalá despertemos en nosotros y en nosotras la capacidad de agradecimiento. “No es bien nacido, el que no es agradecido”, dice el refrán.

¡Dichosos y dichosas los AGRADECIDOS y AGRADECIDAS
los BONDADOSOS y BONDADOSAS,
porque verán el mundo y la vida con los ojos de Dios!

bidean@bidean.net
castellano euskera batua euskera bizkaiera orue