Ciclo A - Cuaresma - MIÉRCOLES DE CENIZA - 01 de marzo - Año 2017

Liturgia Salmo

Monición de Entrada: MOTIVACIÓN

Hermanos: con la celebración de hoy iniciamos la CUARESMA. Serán cuarenta días para prepararnos a la Pascua y al encuentro con el Señor Resucitado, el acontecimiento que transforma nuestra historia y nuestra vida.

“Cuarenta días”: el número cuatro en la Biblia simboliza la condición terrestre del hombre, acechado por mil peligros y, también, ansioso de salvación. Nuestra vida de creyentes es UN CAMINO hecho desde nuestra esperanza de superar las dificultades que nos plantea la realidad de cada día, y nuestra fe puesta en ese encuentro con Dios, momento en que descansará nuestro corazón.

Iniciamos este CAMINO CUARESMAL, con la actitud del caminante, con el corazón despierto, abiertos a la NOVEDAD de Dios que nos seguirá presentando Jesús de Nazaret.

Pregón

: : . . . - P R E G Ó N -- D E -- C U A R E S M A - - 1 - . . . : :



Los que habéis sido bautizados,
los que habéis escuchado la voz del Espíritu,
los que habéis acogido la revelación del Dios vivo,
los que habéis descubierto que sois sus hijos,
¡adentraos en el desierto sin miedo
y caminad con paso ligero!

Cuaresma es ese tiempo que viene y va,
tiempo para vivirlo en camino,
sin instalarse, sin retenerlo, sin lamento,
con la esperanza siempre a flor de piel
y la mirada fija en otro tiempo, la Pascua,
que es definitivo.

Entrad en Cuaresma convencidos,
listos para el combate, ligeros de equipaje, la mente despejada,
entrañas llenas de ternura y misericordia,
calzado apropiado,
y mucha paciencia con vosotros mismos.

Dejaos mecer por la brisa del Espíritu;
poned vuestro corazón en sintonía
con los latidos de Dios y el grito de los afligidos,
bebed en los manantiales de la vida
y no os dejéis engañar por los espejismos del desierto.

Bajad del monte a los caminos de la vida,
bajad sin miedo y llenos de misterio.
No profanéis los templos vivos,
buscad de noche como Nicodemo
y, como aquellos griegos,
preguntad a discípulos y amigos
por Jesús y su Reino
y cómo sembrarse en el campo del mundo
para germinar a su estilo.

Vivid la Cuaresma bien despiertos,
caminando en comunidad,
con fe, esperanza y amor,
fijos los ojos en Jesús.
¡Daos esa oportunidad!

Ulibarri, Fl.




: : . . . - P R E G Ó N -- D E -- C U A R E S M A - - 2 - . . . : :



¡Caminad, hermanos, caminad!
¡Caminemos hacia Aquel que nos salva!
Que la Pascua nos espera:
el paso de la tiniebla a la luz,
de la noche al Gran Día.

Que la Cuaresma es nuestra aliada:
nos hace fuertes en el duro combate,
nos configura con Aquel que tanto nos ama,
nos alienta con la oración y el silencio,
nos empuja al encuentro con el hermano.

¡Convertíos, hermanos, convertíos!

Que, una vez más, Dios espera nuestro regreso,
con su abrazo…
y espera, también, nuestro abrazo;
su mirada, busca nuestros ojos;
su cruz anhela ser redención de todo lo humano.

¡Es hora de encaminarnos hacia Jerusalén!
Horas de salvación nos aguardan en un monte;
pan y servicio en una sala de comensales;
traición, negación, sufrimiento y soledad
todo mezclado por amor al hombre.

¡Avancemos, caminemos por la senda de la Cuaresma!

Apoyémonos en el bastón de la ORACIÓN.
Alumbrémonos con la luz de su PALABRA.
Enriquezcámonos con la CARIDAD sin límites ni farsas.
Digamos “no” a todo aquello
que nos degrada y de Dios nos distancia.

CUARESMA….
oración, silencio, súplica,
Palabra, caridad, opción por los más débiles…
¡Es el CAMINO!

¡Es la hora de mostrar a Jesús
el poso y la fortaleza de nuestra fidelidad!
¡Es el momento de gracia y de conversión!

¡Convirtámonos, hermanos, convirtámonos!

Moniciones a las lecturas

1ª Lectura: Joel 2, 12-18

El profeta Joel contempla los campos arrasados y observa la pérdida de la cosecha. Y desde esa mirada, descubre que es la infidelidad la causa de los males de Israel. De ahí que invita a su pueblo a la conversión. Él ha experimentado el perdón de Dios y comunica al pueblo lo que ha sentido. Convertirse es volver a Dios con ánimo firme y sincero. Acogemos la reflexión del profeta, válida también hoy para nosotros.


2ª Lectura: 2 Corintios 5, 20 – 6, 2

El apóstol Pablo recomienda trabajar la reconciliación con Dios, que significa volver a Dios de todo corazón por medio de Jesucristo. De ahí que invita a vivir este tiempo de gracia y de salvación. La reconciliación crea un nuevo estilo de vida. Dejémosle al Señor modelarnos con su amor misericordioso. Acogemos la invitación del apóstol.


Evangelio: Mateo 6, 1-6. 16-18

El evangelista Mateo propone un camino para este tiempo de gracia: caminar con el mismo espíritu que Jesús vivió su camino hacia el Padre. No se trata de vivir la limosna, la oración y el ayuno de manera mecánica; tampoco como moneda de cambio para obtener los favores de Dios. Alimentarse diariamente en la oración; practicar la justicia y la caridad con los más desfavorecidos, ser capaces de privarse para que otros puedan tener lo necesario... es todo un estilo de caminar. Escuchemos el mensaje evangélico.

Oración de los fieles

: : . . . - I M P O S I C I Ó N -- D E -- L A -- C E N I Z A - . . . : :



Oración de BENDICIÓN

Tú, Señor, amas la vida, no la muerte;
quieres nuestra conversión, y no nuestra ruina.
Te rogamos que nos hagas descubrir,
bajo las cenizas que el pecado causó en nuestras vidas,
el fuego que sólo tu amor puede encender.

Bendice estas cenizas,
que vamos a poner en nuestras cabezas,
y que el aliento de tu Espíritu
reavive en nuestros corazones la VIDA NUEVA,
que un día esperamos gozar en plenitud,
por tu Hijo Jesucristo resucitado,
que contigo y el Espíritu
vive y reina por los siglos de los siglos. R./ AMÉN.


ORACIÓN DE FIELES

El proceso de conversión es un don gratuito de Dios. Por eso, ahora unimos nuestras oraciones a favor de la Iglesia, del mundo, de nuestra comunidad y de nosotros mismos, en la confianza de que Dios, nuestro Padre, nos va a escuchar..

1.- Por la Iglesia, para que sienta la llamada a ser signo del perdón, de la gracia y la misericordia de Dios. ROGUEMOS AL SEÑOR.

2.- Por todas las personas que sufren a causa de la guerra, del hambre y de la enfermedad, para que este tiempo de Cuaresma también sea para ellos tiempo de gracia y salvación, sintiendo con más fuerza nuestra solidaridad y cercanía. ROGUEMOS AL SEÑOR.

3.- Por todas y cada una de las comunidades cristianas, para que sientan la llamada urgente del Señor a ser signos visibles del Reino en medio del mundo. ROGUEMOS AL SEÑOR.

4.- Para que la esperanza de la Pascua y el gozo de la vida en plenitud nos muevan a seguir fielmente a Jesús, el Maestro y Señor. ROGUEMOS AL SEÑOR.

5.- Por todos nosotros, que nos hemos reunidos para iniciar juntos este camino hacia la Pascua, para que vivamos con gozo e intensidad este tiempo de gracia y salvación. ROGUEMOS AL SEÑOR.

Presentación de las ofrendas

NOTA: ofrecemos diversos "SIGNOS" que nos parecen posibles, "fáciles" y que expresan el significado y el caminar de la Comunidad Cristiana en este tiempo de Cuaresma.

POR FAVOR: que nadie piense que hay que hacer todos ellos. Que cada Comunidad, o Grupo de Liturgia los escoja y los adapte a su realidad.



PRESENTACIÓN DE UN PAN

(Conviene que hoy las ofrendas las presenten los diferentes estamentos de la comunidad, para así significar el CAMINO cuaresmal de la comunidad. Esta primera ofrenda lo podría presentar un adulto de la comunidad)

ORACIÓN – EXPLICACIÓN: Señor, en este inicio de la Cuaresma, queremos ofrecerte este pan, que es lo más común que tenemos los hombres para alimentarnos. Pero, hoy día, es un alimento un tanto “maldito”, en el que coinciden, para su prohibición, la mayor parte de las dietas de adelgazamiento.

Hoy te lo quiero presentar, Señor, como un signo del dominio de la voluntad. Sé que caigo en contradicciones tales como el ser capaz de privarme de ciertos alimentos para cuidar la figura corporal, pero que no hago lo mismo con cosas más fundamentales. Por eso, en el comienzo de la Cuaresma de este año, ahí te presento mi esfuerzo por dominar mi egoísmo y mi egocentrismo.


PRESENTACIÓN DE LA COLECTA DEL DINERO

(Conviene que sea una colecta NO ANUNCIADA, sino espontánea, porque el objetivo no es recaudar mucho dinero, sino descubrir el sentido de la limosna durante la Cuaresma. Se explica y se realiza la colecta. Al entregar al Presidente de la celebración, una de las personas dice:)

ORACIÓN – EXPLICACIÓN: Dios y Padre nuestro: la colecta que hoy hemos recogido entre la comunidad y que ofreceremos a Cáritas, es el gesto de cada uno de nosotros y de todos, como comunidad, de que queremos vivir el espíritu penitencial de la limosna con el mismo talante que nos propone tu Hijo en el Evangelio. Este poco dinero quiere ser una ayuda para nuestros hermanos más necesitados.


PRESENTACIÓN DE UN VESTIDO VIEJO

(Lo podría hacer una mujer, adulta o joven, de la comunidad)

ORACIÓN – EXPLICACIÓN: Ahí tienes, Señor, un vestido viejo. Con él queremos significar el resumen de lo que es este tiempo de Cuaresma: el dejar lo viejo para revestirnos de la novedad de la Resurrección de tu Hijo Jesucristo.
Queremos expresar, también, nuestro desprendimiento de las nuevas esclavitudes. La moda es una de las más significativas de nuestro tiempo. Porque reconocemos a tu Hijo como único Señor, ahí tienes un signo de nuestra liberación de las actuales ataduras.


PRESENTACIÓN DE UN LIBRO DE ORACIONES Y PLEGARIAS

(Lo puede presentar un Agente de pastoral que anime algún grupo de oración o las celebraciones de la comunidad. Proponemos el libro “MAR ADENTRO”, de Patxi Loidi, Ed. Sal Terrae; o pudiera ser otro similar. Dice la motivación:)

ORACIÓN – EXPLICACIÓN: Señor, Tú nos invitas a vivir una relación más estrecha contigo; es decir, nos invitas a una ORACIÓN más profunda, filial y que afecte a toda nuestra vida. Te ofrecemos este libro de oraciones y de plegarias, que nos comprometemos a usarlo en este tiempo cuaresmal, para mejorar nuestra relación contigo, y así poder ayudar a otros en esta dimensión esencial de nuestro ser de creyentes. Acepta esta nuestra ofrenda al inicio de este camino.

Prefacio

(Concluido el ofertorio, todos ya de pie, se inicia la oración de Acción de Gracias, a la que todos responden: «DEVUÉLVENOS LA ALEGRÍA DE TU SALVACIÓN»).

Amigos, ¡que Dios nos haga dignos de su llamada!
Que lleve a cumplimiento
toda nuestra voluntad de bien,
para que sea glorificado el Nombre del Señor Jesús
en nosotros y en el universo entero.
R/. "DEVUÉLVENOS LA ALEGRÍA DE TU SALVACIÓN".

Te alabamos y te glorificamos, Padre,
Señor del cielo y de la tierra,
porque has tenido escondido tu amor
a los sabios e inteligentes de este mundo,
y se lo has revelado a los más pequeños.
Sé bendito, oh Padre,
porque así te ha parecido mejor.
R/. "DEVUÉLVENOS LA ALEGRÍA DE TU SALVACIÓN".

Sin embargo, Padre,
nosotros que escuchamos tu Palabra,
nos cuesta el decidirnos a darte una respuesta.
Por eso, ayúdanos a arriesgarnos por el Evangelio.
Ayúdanos a reconocerte como al único Dios y Señor,
a vivir a la escucha de tu Palabra
y al abandono a tu voluntad.
Ayúdanos a vivir por tu Reino y tu justicia,
seguros de que el resto
nos lo darás sobreabundantemente.
R/. "DEVUÉLVENOS LA ALEGRÍA DE TU SALVACIÓN".

Pero no nos dejes, Señor, que olvidemos a los otros,
de los que nos dijiste habíamos de amar
como a nosotros mismos.
Por eso, ayúdanos a compartir,
porque sólo eso es amar.
Perdona nuestros rencores y nuestra insinceridad.
Ayúdanos a pensar y vivir comunitariamente,
a no hacer distinción de personas,
a llevar las cargas de los demás,
a luchar por la justicia hasta la muerte,
contra quien explota a tus pobres.
R/. "DEVUÉLVENOS LA ALEGRÍA DE TU SALVACIÓN".

Bien sabemos, Señor, a pesar de que nos llene de extrañeza,
que ni a Ti te podemos amar de todo corazón
ni lo podemos hacer con los demás,
si no escuchamos la palabra de tu Hijo
que nos llama a la renuncia de todo,
a dejar a un lado nuestros egoísmos
y las muchas cosas que atan
y secuestran nuestro corazón.
R/. "DEVUÉLVENOS LA ALEGRÍA DE TU SALVACIÓN".

Arráncanos, Señor, de nuestro paganismo,
libéranos de cuanto superfluo nos hemos rodeado,
perdónanos por cerrar nuestros oídos
a los lamentos de los que sufren en la pobreza.
Ayúdanos a no vivir en la hipocresía,
a desfigurar nuestros rostros como si fuéramos justos,
a no multiplicar oraciones no verdaderas.
R/. "DEVUÉLVENOS LA ALEGRÍA DE TU SALVACIÓN".

Señor, que al iniciar, un año más, una nueva Cuaresma,
sepamos que éste es un tiempo que nos orienta hacia Ti,
para honrarte mejor,
y hacia nuestros hermanos,
para con ellos ser capaces de arriesgar y compartir.
Abre nuestros oídos a tu Palabra
y nuestros corazones a la conversión.
No nos dejes, sin embargo, solos,
y aliméntanos con el Cuerpo de tu Hijo,
para que, unos con Él,
experimentemos la alegría de tu salvación.
R/. "DEVUÉLVENOS LA ALEGRÍA DE TU SALVACIÓN".

Monición de Despedida

El camino cuaresmal ha quedado abierto. Hermanos, no desaprovechemos esta oportunidad de gracia para dar la vuelta a nuestro corazón. Ojalá lo vivamos como esa mano amiga que nos tiende nuestro Dios para acompañarnos en nuestro proceso de conversión. Seamos conscientes de que partimos de una situación de mediocridad y de pecado, pero vamos derechos, como una flecha, a la Pascua del Señor. ¡Feliz CAMINAR en la Cuaresma! ¡Feliz ENCUENTRO en la Pascua con el Señor Resucitado!

bidean@bidean.net
castellano euskera batua euskera bizkaiera orue