#
#

Plegarias

#
#
# # #

TU PALABRA EN MI CAMINO

 

Mi corazón en búsqueda, Señor Jesús,
se abre a la escucha de tu Palabra de Vida.
Aquí estoy, en medio de mi camino, buscando el Camino.
Aquí estoy confuso tantas veces, desorientado y sin rumbo,
buscando tus huellas, luz para mis pasos.

Señor Jesús, mis ojos apenas saben leer tu Palabra;
mis oídos casi no tienen capacidad de escuchar tu voz;
mi corazón está aturdido de tantos ruidos, de tantas palabras,
y está como sordo a tu voz, Señor Jesús.
Abre los oídos de mi corazón al mensaje de tu Palabra,
y pon en mis pies, cansados del camino,
el aceite suave de tu Palabra.

Señor Jesús, mi corazón no sabe escuchar,
no sabe callar, no sabe esperar.
Mi corazón está desorientado, está golpeado, está disperso.
Mi corazón no sabe de silencio, ni de soledad.
Mi corazón tiene miedo a encontrarse contigo, con tu verdad.

Señor Jesús, derrama, como lluvia fresca, tu Evangelio
en la tierra de mi pobre corazón.
No dejes que el sol, ni los espinos, ni las piedras ahoguen tu semilla.
Haz de tu Evangelio, Buena Nueva para mi vida
y entra en ella tú que eres el Camino, la Verdad y la Vida.
Entra en mi vida, que quiero acogerte como buen Maestro,
entrar en tu escuela y aprende de ti
que eres dulce, manso y bueno de corazón.

Maestro: enséñame a orar con tu Palabra
y descubrir, desde dentro, el gozo de tu Proyecto.

# # #





bidean@bidean.net
castellano euskera batua euskera bizkaiera orue