Testimonios y Reflexiones

¿QUE COMUNIDAD-PARROQUIA NECESITAMOS?

Fecha: 18 / 10 / 2006

También aquí se nos propone “algo” que está necesitando nuestra Iglesia. Casi un “sueño”, pero que requiere de pasos que dar y vivir. ¿Qué tipo de parroquia/comunidad necesitamos, hoy, entre nosotros? ¿Cuáles son las “notas” que debemos trabajar y cultivar? Amets sugiere un estilo determinado. ¿Será posible?


¿QUE COMUNIDAD-PARROQUIA NECESITAMOS?


Caminar es condición a la que no puede renunciar un peregrino. Pero no es un caminar “aséptico”; él sabe que necesita aprender los signos y señales; los necesita para orientarse.

Cuando descubres el frenesí del verano, las idas y venidas; los proyectos y las prisas para “engancharse” a tal viaje o a tal otro plan, te parece una locura el ritmo que nos marca nuestra civilización. En el ambiente donde me muevo, una mayoría han logrado realizar su “sueño” veraniego, con resultados dispares, porque al final han podido dejar ese poso de... ¿vacío?, ¿insatisfacción?, ¿nostalgia?...

Las comunidades cristianas han seguido caminando. Cuando te acercas a cualquier parroquia notas otro “aire” diferente: menos afluencia de personas; celebraciones más cortas y ¿menos? cuidadas; números de teléfonos para contactos de “urgencias”, etc... Todo esto está indicando “algo” que la cultura misma del entorno impone. Y es que las personas más comprometidas y activas de la Comunidad también se encuentran fuera y... no es posible más. No queda más remedio que aceptar ese ritmo distinto.

La cuestión de fondo que se me plantea ante este hecho es ésta: ¿cuál va a ser la ACTITUD que asumirá esa comunidad cristiana en esa “vuelta a la realidad” del NUEVO CURSO, que ya está en marcha, al menos en muchos niveles de nuestra sociedad?

En este punto se da un desafío. No vamos a “pecar” de ingenuos: según sean los planteamientos que se hagan, así será el tipo de comunidad y de creyente que se vaya forjando. Y es desde ahí cuando se me presenta esta cuestión:

¿QUÉ COMUNIDAD-PARROQUIA
NECESITAMOS, HOY, ENTRE NOSOTROS?



El tema es complejo, posiblemente no en su planteamiento teórico o “doctrinal”, sino en su realización. Con todo, “soñaré” un poco, porque el corazón humano (y creyente) tiene derecho a seguir “soñando”, mirando hacia delante y creyendo que todavía queda... “mucho por andar”.

Desde mis convicciones personales; desde lo vivido y experimentado en mi caminar y compromiso creyente, descubro unas “notas” que veo necesarias. Porque sé que siempre estaremos en camino, espero seguir reflexionando sobre esas “notas” en próximas ocasiones. Hoy las planteamos:

UNA COMUNIDAD-PARROQUIA que trabaja con ahínco el SENTIDO COMUNITARIO, desde un proyecto que se ha trabajado en los distintos grupos y que ha sido asumido con los mecanismos fijados por la misma comunidad. Sin ese sentido comunitario, que conlleva compromiso y fiesta, poco tendrá que ofrecer esa Comunidad-Parroquia a un entorno, cargado de individualismo y de indiferencia.

UNA COMUNIDAD-PARROQUIA que opta por la EVANGELIZACIÓN, de forma clara y decidida. Una Comunidad-Parroquia que crea espacios claros de evangelización en áreas determinadas; en torno a los Sacramentos, como elemento básico para muchos creyentes.

UNA COMUNIDAD-PARROQUIA que se plantea en profundidad cómo hacer viable y real una ACOGIGA A LOS MARGINADOS, en las múltiples expresiones que hoy presenta en nuestro entorno. Se están haciendo cosas muy interesantes, pero es necesario no descuidarse ni dormirse en los laureles.

UNA COMUNIDAD-PARROQUIA que cuida con esmero sus CELEBRACIONES, pues en ellas expresa una fe y muestra la “cara”, el estilo de ser y de vivir. Se ha hecho (especialmente en algunos casos) un gran esfuerzo, pero... la realidad sigue siendo muy machacona.

UNA COMUNIDAD-PARROQUIA que se decide por el LAICADO como apuesta. Sé que esta afirmación es fácil de realizar y difícil de vivir. Pero también es verdad que si no se opta y trabaja por ello lo vamos a tener mucho más complicado en poco tiempo. Se han dado pasos en este sentido, pero la realidad sigue siendo una opción pobre...

UNA COMUNIDAD-PARROQUIA que trabaja con convicción por una FORMACIÓN seria y adecuada de sus Agentes de pastoral, dedicando a ello tiempo, medios y recursos de todo tipo (también, económicos). Es ésta una asignatura pendiente, a pesar del esfuerzo realizado en los últimos años. Queda mucho, muchísimo por hacer. Crear, pues, un “estilo” de persona, con interés y deseo de esta formación... ¡es una tarea apasionante para la Comunidad-Parroquia!


Amets

Comunidad-Parroquia

 

Panel Abierto

 
 

 

bidean@bidean.net
castellano euskera batua euskera bizkaiera orue