#
#

Plegarias: "ENCUENTRO"


Entra en mi camino #
#
#

Cristo, vengo a cruzar mi vida con la tuya
y a pedirte que camines a mi lado.

Yo sé, aunque mi vida es aún joven,
que Alguien, Tú mismo,
tiene que darle sentido.

Tal vez eres como una sorpresa.
Tal vez se te encuentra
a la vuelta de una esquina.

Yo creo, Jesús de Nazaret,
que eres un hombre de camino en camino,
un Dios de nuestros caminos.

Jesús, Tú sales a nuestro encuentro,
y te fijas en nuestras pisadas,
y en el polvo que dejamos al caminar.

Jesús, Tú no eres nada fácil.
Tú no eres nada hecho.
Tu vida es sencilla y audaz.

Jesús, Tú no tienes casa,
ni saca para llevar tus cosas,
ni cartera para el dinero.
Tu vida es el encuentro con los hombres.
Y tu riqueza es decirles, uno a uno, miles a miles,
que Dios es Padre y es preciso querernos.
Jesús, te interesan los hombres,
porque te hiciste como nosotros.

Tú sabes de nuestra vida,
y pusiste tantas veces tu mano
en nuestros cansancio,
y en nuestro dolor,
y en nuestro pecado,
y en nuestra muerte.
Tú compartiste nuestra alegría
y pusiste tu brazo sobre nuestro hombro.
Tú tomaste tan en serio
nuestras injusticias,
opresiones,
abusos,
odios y esclavitudes
que nos defendiste clavado en una cruz.

Tu cruz, Jesús amigo nuestro,
está clavada en nuestro camino
como un grito de protesta,
como señal de salvación.

Aquí estamos, Jesús, como el joven rico
a quien Tú miraste con cariño;
aquí estamos como él,
preguntándote por nuestra vida
y la que Tú nos ofreces;
aquí estamos en el camino de la vida
contigo delante
y el dinero y nuestros bienes también.

Jesús, Tú nos dices que seguir tu camino
supone renuncia, dolor, sacrificio;
Tú nos dices que a Dios y al dinero
no se puede servir a la vez.

Cristo, entra en nuestro camino,
y con tu fuerza y con tu luz,
enséñanos que Tú vales la pena.

Estamos a tiempo, Jesús.
No tengas miedo,
entra en nuestras vidas.

# # #





bidean@bidean.net
castellano euskera batua euskera bizkaiera orue