#
#

Salmos Nuevos: "CONFIANZA - CORAZÓN POBRE"


Cántico de la sabiduría #
#
#

Dios de los Padres y Señor de la misericordia
que con tu palabra hiciste todas las cosas,
y en tu sabiduría formaste al ser humano,
para que llegase a ser hijo de Dios,
acogiese la Palabra y lograse ponerla en práctica.

Danos el DON de la SABIDURÍA,
el don del buen gusto por las cosas sanas y hermosas,
y así saber discernir, disfrutar, agradar.

Concédenos ese don
que facilita nuestra relación contigo, Dios nuestro;
que busca la sencillez y la familiaridad con las hermanos/as,
y la docilidad para seguir los pasos del Espíritu,
y, así, saber gustar de tu presencia,
saber disfrutar de la belleza de la naturaleza,
obra de tu mano creadora,
y apreciar el maravilloso don de la vida,
haciéndola posible y digna, allí donde nos encontremos.

Contigo está la sabiduría, conocedora de tus obras,
que te asistió cuando hacías el mundo,
y que nos habita, está en nosotros/as,
nos convierte y cambia el corazón.
Danos luz para saber lo que te es grato,
y poder llegar al corazón de las cosas,
de las situaciones y de las personas.

Danos luz para dejarnos sorprender por lo que nos rodea;
reconocer la obra de tu amor
donde otros sólo ven circunstancias humanas;
ver los caminos de la vida con tus ojos, Dios nuestro,
y escuchar, -desde dentro-,
la llamada que nos invita a ser servidores de esa vida.

Mándala de tus santos cielos, y de tu trono de gloria envíala
para que escuchemos atentamente
cuando alguien nos narra sus ilusiones y sus desánimos.
Mándala para que vayamos creando
el espacio donde nos sintamos hermanos/as
y encontremos juntos el camino adecuado
en la búsqueda que nos acerca a Ti.

Porque ella conoce y entiende todas las cosas,
nos llena de valor, constancia y fortaleza.
Es la fuerza en nuestra debilidad,
para que podamos definirnos, entregarnos, implicarnos....
en los caminos de la justicia y de la paz,
y en la tarea de hacer surgir ese mundo nuevo
por el que Tú, Dios nuestro, sueñas y anhelas.
Esa SABIDURÍA que nos acercará a los pobres
y nos llevará a consolar a todos los que lloran.

Mándala para que construya nuestra comunidad;
para que allí donde vivamos seamos instrumentos de paz
y fermento de fraternidad.
Ella fortalecerá nuestras promesas y esperanzas
para que tu amor de Dios,
-derramado en nuestros corazones-,
crezca cada día, en cada uno de nosotros,
para el bien de nuestro mundo.

Inúndanos, Dios Padre bueno,
con el DON de tu SABIDURÍA.

# # #





bidean@bidean.net
castellano euskera batua euskera bizkaiera orue