#
#

Taller de los Salmos:


Salmo 025 (24) # #
#
#

Salmo 25 (24): MUÉSTRAME, SEÑOR, TUS CAMINOS


Salmo de David.

(1) A ti, Señor, levanto mi alma.
(2) En ti confío, Dios mío.
No quede yo defraudado;
que no triunfen sobre mí mis enemigos.

(3) Los que esperan en ti no quedan defraudados;
quedan defraudados todos los traidores.


(4) Muéstrame tus caminos, Señor,
enséñame tus sendas.

(5) Guíame con tu verdad. Instrúyeme,
porque tú eres mi Dios salvador,
y todo el día espero en ti.


(6) Acuérdate Señor de tu compasión
y de tu amor, que existen desde siempre.

(7) No te acuerdes de mis faltas,
ni de los pecados de mi juventud.
Acuérdate de mí, por tu amor,
por tu bondad, Señor.


(8) El Señor es bueno y recto,
y enseña el camino a los pecadores.

(9) Conduce en la justicia a los pobres,
enseña a los humildes su camino.

(10) Las sendas del Señor son amor y verdad
para los que guardan su alianza y sus mandatos.

(11) Por el honor de tu nombre, Señor,
perdona mis culpas, que son grandes.

(12) ¿Hay alguien que tema al Señor?
El Señor le indica el camino que ha de seguir:

(13) él vivirá feliz,
su descendencia poseerá la tierra.

(14) El Señor revela su secreto a cuantos lo temen,
y les da a conocer su alianza.

(15) Tengo mis ojos fijos en el Señor,
porque él saca mis pies de la trampa.


(16) Vuélvete, Señor, ten piedad de mí,
pues estoy solo y afligido.

(17) Alivia la angustia de mi corazón,
sácame de mis tribulaciones.

(18) Mira mis trabajos y mis penas,
y perdona todos mis pecados.

(19) Mira cuántos son mis enemigos
que me detestan con odio mortal.

(20) ¡Guarda mi vida! ¡Líbrame!
¡No quede yo defraudado
por refugiarme en ti!

(21) ¡Que la integridad y la rectitud me protejan,
porque espero en ti, Señor!


(22) ¡Oh Dios, rescata a Israel,
líbralo de todas sus angustias!

# # #





bidean@bidean.net
castellano euskera batua euskera bizkaiera orue