#
#

Taller de los Salmos:


Salmo 051 (50) # #
#
#

Salmo 51 (50): TEN PIEDAD DE MÍ, OH DIOS


(1) Del maestro de coro. Salmo. De David.
(2) Cuando el profeta Natán vino a su encuentro después de haber estado con Betsabé.

(3) ¡Ten piedad de mí, oh Dios, por tu amor!
Por tu inmensa compasión, borra mi culpa.

(4) Lava del todo mi injusticia,
purifícame de mi pecado!


(5) Pues yo reconozco mi culpa,
tengo siempre presente mi pecado;

(6) contra ti, contra ti solo pequé,
haciendo lo que es malo a tus ojos.
Pero tú eres justo cuando hablas,
y en el juicio, resultarás inocente.

(7) Mira, en la culpa nací,
pecador me concibió mi madre.

(8) Tú amas el corazón sincero,
y, en mi interior, me enseñas la sabiduría.


(9) Purifícame con el hisopo y quedaré limpio.
Lávame y quedaré más blanco que la nieve.

(10) Hazme oír el gozo y la alegría,
que se alegren los huesos que aplastaste.

(11) Aparta de tu rostro mis pecados,
y borra en mí toda culpa.


(12) Oh Dios, crea en mí un corazón puro,
y renueva en mi pecho un espíritu firme.

(13) No me rechaces lejos de tu rostro,
no me quites tu santo espíritu.

(l4) Devuélveme la alegría de tu salvación,
que me sostenga un espíritu generoso.


(15) Enseñaré a los culpables tus caminos,
y los pecadores volverán a ti.

(16) ¡Líbrame de la sangre, oh Dios,
Dios, salvador mío!

(17) Señor, ábreme los labios
y mi boca proclamará tu alabanza.

(18) Pues no quieres sacrificios,
ni te agradan los holocaustos.

(19) Mi sacrificio es un espíritu contrito.
Un corazón contrito y humillado
tú no lo desprecias.


(20) Por tu bondad, favorece a Sión,
reconstruye las murallas de Jerusalén.

(21) Entonces aceptarás los sacrificios rituales,
ofrendas perfectas y holocaustos,
y sobre tu altar se inmolarán novillos.

# # #





bidean@bidean.net
castellano euskera batua euskera bizkaiera orue