#
#

Taller de los Salmos:


Salmo 53 (52) # #
#
#

Salmo 53 (52): LA PERVERSIÓN DEL HOMBRE


(1) Del maestro de coro. Para la enfermedad. Poema. De David.

(2) Dice el necio en su corazón:
«Dios no existe».
Se han corrompido cometiendo abominaciones:
no hay uno solo que obre el bien.


(3) El Señor se inclina desde el cielo
sobre los hijos de Adán,
para ver si queda alguno sensato,
alguien que busque a Dios.

(4) Todos andan extraviados
y obstinados por igual:
no hay uno que obre bien,
ni uno solo.


(5) ¿No van a aprender los malhechores?
Devoran a mi pueblo
como si comieran pan,
y no invocan al Señor.

(6) Pero temblarán de espanto,
porque Dios esparce los huesos del agresor,
y quedarán avergonzados
porque Dios los rechaza.


(7) ¡Ojalá venga desde Sión
la salvación de Israel!
Cuando el Señor cambie la suerte de su pueblo
exultará Jacob y se alegrará Israel.

# # #





bidean@bidean.net
castellano euskera batua euskera bizkaiera orue