#
#

Taller de los Salmos:


Salmo 063 (62) # #
#
#

Salmo 63 (62): COMO TIERRA RESECA, AGOSTADA, SIN AGUA


(1) Salmo. De David. Cuando estaba en el desierto de Judá.

(2) Oh Dios, tú eres mi Dios, por ti madrugo.
Mi alma tiene sed de ti,
mi carne te desea con ardor,
como tierra reseca, agotada y sin agua.

(3) Yo te contemplaba en el santuario,
viendo tu poder y tu gloria.


(4) Tu amor vale más que la vida,
te alabarán mis labios.

(5) Toda mi vida te bendeciré,
y alzaré mis manos en tu nombre.

(6) Me saciaré como de aceite y de manteca,
y, con sonrisas, mi boca te alabará.


(7) Cuando, en mi lecho, me acuerdo de ti,
paso la noche en vela meditando en ti,

(8) pues tú has sido mi auxilio,
y, a la sombra de tus alas, grito de júbilo.

(9) Mi alma está unida a ti,
y tu diestra me sostiene.


(10) Pero los que me quieren destruir,
bajarán todos a lo profundo de la tierra.

(11) Serán entregados a la espada,
se convertirán en pasto de chacales.

(12) Pero el rey se alegrará con Dios,
se felicitarán los que juran por su nombre,
cuando tapen la boca a los mentirosos.

# # #





bidean@bidean.net
castellano euskera batua euskera bizkaiera orue