#
#

Taller de los Salmos:


Salmo 066 (65) # #
#
#

Salmo 66 (65): QUÉ ADMIRABLES SON TUS OBRAS


(1) Del maestro de coro. Cántico. Salmo.

(2) Aclamad al Señor, tierra entera,
tocad en honor de su nombre,
cantad himnos a su gloria.

(3) Decid a Dios: «¡Qué terribles son tus obras!
Por tu inmenso poder, tus enemigos te adulan».

(4) ¡Que toda la tierra se postre en tu presencia!
Que toquen en tu honor,
que toquen para tu nombre.


(5) Venid a ver las obras de Dios,
sus temibles acciones en favor de los hombres:

(6) transformó el mar en tierra firme,
atravesaron el río a pie enjuto.
Exultemos de alegría con Dios,

(7) que gobierna con su poder para siempre.
Sus ojos vigilan a las naciones,
para que no se subleven los rebeldes.

(8) Pueblos, bendecid a nuestro Dios,
haced resonar sus alabanzas.

(9) Él es quien nos mantiene vivos,
y no deja que tropiecen nuestros pies.


(10) Oh Dios, tú nos pusiste a prueba,
nos refinaste como refinan la plata.

(11) Nos hiciste caer en la trampa,
echaste una carga sobre nuestros hombros:

(12) Dejaste que un mortal cabalgara sobre nuestro cuello.
Pasamos por fuego y por agua,
pero nos dejaste recobrar el aliento.


(13) En tu casa entro con holocaustos,
cumplo los votos que te hice,

(14) las promesas que pronunciaron mis labios
y prometió mi boca en la angustia.

(15) Te ofreceré pingües holocaustos,
con el humo de carneros;
inmolaré bueyes y cabritos.


(16) Vosotros que teméis a Dios, venid a escuchar.
Os contaré lo que ha hecho por mí.

(17) A Dios gritó mi boca,
y lo ensalzó mi lengua.

(18) Si hubiera tenido malas intenciones,
el Señor no me habría escuchado.

(19) Pero Dios me escuchó,
y atendió a mi grito suplicante.

(20) Bendito sea Dios,
que no rechazó mi súplica,
ni me retiró su amor.

# # #





bidean@bidean.net
castellano euskera batua euskera bizkaiera orue