#
#

Taller de los Salmos:


Salmo 86 (85) # #
#
#

Salmo 86 (85): TÚ ERES MI DIOS


(1) Oración. De David.

¡Inclina tu oído, Señor, respóndeme,
porque soy pobre e indigente!

(2) ¡Protégeme, porque soy fiel,
salva a tu siervo que confía en ti!

(3) ¡Tú eres mi Dios, ten piedad de mí, Señor,
pues te invoco todo el día!

(4) ¡Alegra el alma de tu siervo,
pues levanto mi alma hacia ti!

(5) Tú eres bueno, Señor, y perdonas,
rico en amor con todos los que te invocan.

(6) Señor, escucha mi oración,
considera mi voz suplicante.

(7) En el día de la angustia grito a ti,
pues tú me respondes, Señor.


(8) ¡No tienes igual entre los dioses,
nada hay que iguale tus obras!

(9) Vendrán todas las naciones
a postrarse en tu presencia, Señor,
y a bendecir tu nombre:

(10) «Tú eres grande, y haces maravillas.
¡Tú eres el único Dios!»
.

(11) Enséñame, Señor, tu camino,
y caminaré según tu verdad.
Mantén íntegro mi corazón
en el temor de tu nombre.

(12) Yo te doy gracias de todo corazón, Dios mío,
daré gloria a tu nombre por siempre,

(13) pues grande es tu amor para conmigo:
tú me sacaste de las profundidades de la muerte.


(14) Oh Dios, los soberbios se levantan contra mí,
una banda de violentos persigue mi vida,
sin tenerte en cuenta a ti.

(15) Pero tú, Señor, Dios de piedad y compasión,
lento a la cólera, rico en amor y fidelidad,

(16) vuélvete hacia mí, ten piedad de mí.
Da fuerza a tu siervo,
salva al hijo de tu esclava.

(17) Dame una señal de bondad:
mis enemigos la verán y quedarán avergonzados,
porque tú, Señor, me auxilias y consuelas.

# # #





bidean@bidean.net
castellano euskera batua euskera bizkaiera orue