#
#

Taller de los Salmos:


Tus comentarios: Salmo 057 (56)
#
#

Salmo 57

¡Qué “ESCUELA”, ésta de los Salmos, donde se aprenden tantas y tantas cosas, desde la experiencia COMPARTIDA de los Salmistas-orantes! Voy descubriendo las entrañas de estos hombres y mujeres que nos ofrecen lo que han vivido y cómo se han encontrado con la LUZ que ilumina sus oscuridades. Sí. Hay mucho dolor en su experiencia, pero -al mismo tiempo- su actitud es como un resplandor de luz, y lo ofrecen a los demás como ayuda en su caminar.

El “tema” de fondo del Salmo no es que difiera demasiado de otros. Eso me demuestra que es una experiencia de vida y que se da de forma tan amplia. Pero, -una vez más y de forma reiterada-, el Salmista me ofrece su testimonio duro y doloroso, pero profundamente iluminado por la experiencia VITAL que proviene del mismo Dios.

Esa persona, honrada y fiel y que espera profundamente en el Dios de la Vida, sufre a causa de una calumnia, o por algo que no ha cometido y del que es acusado. ¿Qué hacer? Y aquí surge, desde lo más profundo de su ser, por un lado la SÚPLICA a ese Dios, que es su refugio; y, por otro lado, en quien CONFÍA PLENAMENTE: “Y tu fidelidad alcanza a las nubes”. Así le siente a Dios. Por eso… “Te alabaré entre los pueblos, Señor, tocaré para ti en medio de las naciones…” (v. 10).

¡Hermosa experiencia y muy VITAL, y que “marca” la vida del Salmista-orante! Y cuando después de “escuchar” estas palabras, elevo mi mirada hacia el Gran Maestro, que es Jesús de Nazaret, llego a la conclusión de que Él también mamó esa misma espiritualidad y la vivió de una manera tan singular y plena, que toda su vida la siento como un inmenso REGALO: su amor fiel al Padre, buscando en todo momento su voluntad, y cuando descubre que los humildes, los pobres, los enfermos, los que padecen la injusticia… son los PREFERIDOS de ese corazón AMOROSO del Padre, se dedica con todas sus fuerzas y capacidades en ser esa PRESENCIA SALVADORA para los más necesitados. Dios mío… ¡qué “lecciones” las del Maestro! Además… ¡son válidas en todo momento y ocasión!

Realmente sugerente cuanto me van “enseñando” estos Salmistas-orantes, que me sigue ayudando a vivir LO ESENCIAL. ¡Gracias, Dios mío, por estas personas y, especialmente, por Jesús que lo ILUMINA TODO! ¡Gracias!

Esteban

Envianos tus comentarios

* Campos requeridos

# # #





bidean@bidean.net
castellano euskera batua euskera bizkaiera orue