#
#

Taller de los Salmos:


Tus comentarios: Salmo 92 (91)
#
#

Salmo 92

La verdad es que cada día me impresiona el descubrir la ESPIRITUALIDAD del pueblo de Israel a través de los tiempos. Y eso, a pesar de las infidelidades que vive aquel pueblo. Pero resulta que las CLAVES que intuyo, por ejemplo en los Salmos, son de una profundidad tal que tienen la fuerza como para hacer VOLVER en cada ocasión de infidelidad y es que las RAÍCES de su historia le ayudan a tomar conciencia y acudir nuevamente a su Dios, de quien el pueblo ha recibido tantas y tantas muestras de fidelidad.

De ahí que los sentimientos que he sentido con fuerza ante este Salmo-plegaria, han sido de una enorme paz y seguridad. Y es que el Dios que me presenta el Salmista-orante es el de un Dios que lo que le caracteriza es su AMOR y su FIDELIDAD. De ahí que se me dirá: “Es bueno gar gracias al Señor…” (v. 2ss), y esa invitación me “llama” a tomar conciencia profunda que así es Dios, también para mí.

Esas “notas” de Dios que el Salmista-orante me ofrece, es algo que lo siente DESDE DENTRO y que le produce un estado de bienestar enorme. Y es que la presencia de Dios provoca en el orante la una seguridad y una profunda ESTABILIDAD en su vida, y eso a pesar de las dificultades que le provienen de los malvados que viven al margen de las acciones, obras y proyectos del Dios de la Vida. Descubrir esto y unirme a su acción de gracias, me aporta -también a mí- una enorme paz y seguridad a la hora de afrontar mi propia vida y mi caminar por los senderos de la vida.

Por supuesto que hay versículos que me ayudan -de forma singular- en este Salmo-plegaria. Así… “Es bueno dar gracias al Señor y tocar para tu nombre, Oh Altísimo; y proclamar por la mañana tu amor y de noche tu fidelidad” (vv. 2-3); o… “Porque tus acciones, Señor, son mi alegría, y mi júbilo las obras de tus manos” (v. 5); como también… “Qué profundos son tus obras, Señor, qué profundos tus proyectos” (v.6). Y es que si los planes de Dios son éstos, puedo sentirme BIEN y SEGURO en mi caminar de cada día.

Y es que todo esto es muy profundo, porque Dios es el ALIADO FIEL con los que esperan en su misericordia. De hecho, ese Dios que ha optado por la justicia, es el que ha PACTADO con su pueblo, y los enemigos no podrán con él, a pesar de sus artimañas y sus maldades. La ALIANZA de Dios, y que la siento en plena vigencia también para mí, y su amor fiel es PARA SIEMPRE, y aquí está la CLAVE de todo.

Y tras acoger toda esta propuesta del Salmista-orante, me pongo ante Jesús de Nazaret y su MISIÓN, que es el Reino de Dios, este PROYECTO que es el del Dios-Padre, aquí es cuando vuelvo a descubrir la validez de lo que me ofrecía el Salmista-orante. Pues, según Jesús, la FIDELIDAD de Dios es de tal calado y algo tan querido por Él, que entonces se me vuelve a REVALORIZAR cuanto se me ofrecía el Salmo-plegaria.

Y, además, el descubrir que la misma actitud de Jesús es de plena fidelidad a ese proyecto de Dios, entonces se me confirma que el CAMINO es seguir sus huellas y, vivir en mi caminar, su mismo estilo de vida y sus actitudes. ¡Qué más puedo pedir! Descubrirlo y gustarlo, me parece que es un inmenso REGALO que se me da y que, lógicamente, merece la pena el tomármelo como PROYECTO para mi vida. Con esto, creo que queda todo dicho y… ¡que merece la pena!

“¡GRACIAS, Dios-Padre de la VIDA, por tu PROYECTO y por tu FIDELIDAD que abarca toda mi vida e ilumina toda mi existencia. GRACIAS, Señor Jesús, por enseñármelo con tu vida, con tu mensaje y con tus acciones de vida. ESKERRIK ASKO!”.

Esteban

Envianos tus comentarios

* Campos requeridos

# # #





bidean@bidean.net
castellano euskera batua euskera bizkaiera orue