San CARLOS HOUBEN

5 de Enero

Comentarios >>  
#
# # #

Liturgia

##

# # #
#
# # #

Datos biográficos / Espiritualidad

San Carlos de San Andrés (Juan Andrés Houben) nació en Munstergeleen (Holanda) el 11 de diciembre de 1821. Tomada la decisión de consagrar su vida a Dios, entró en el noviciado Pasionista de Ere (Bélgica) el año 1845 y profesó los votos religiosos el 10 de diciembre de 1846. Ordenado sacerdote el 21 de diciembre de 1850, fue destinado en 1852 a la nueva fundación Pasionista de Inglaterra, donde el beato Domingo Barberi, que había muerto recientemente, tanto había trabajado por el retorno de los hermanos separados a la fe católica.

También San Carlos Houben, siguiendo el ejemplo del beato Domingo, apóstol del Ecumenismo, trabajó infatigablemente por el bien de las almas y la unidad de la Iglesia, primero en Inglaterra y después en Irlanda, donde falleció con gran fama de santidad el 5 de enero de 1893, vigilia de la Epifanía del Señor.

Hombre de gran vida interior al estilo del Fundador, san Pablo de la Cruz, y de los primeros Pasionistas, más que por la predicación se distinguió por el apostolado de las bendiciones y de las confesiones. Fue beatificado por Juan Pablo II el 16 de octubre de 1988. Canonizado por el papa Benedicto XVI el 3 de junio del 2007.

# # #
#
# # #

Oración colecta

Oh Dios,
que has concedido a San Carlos de San Andrés, sacerdote,
dedicar su vida al bien de los demás
y a la salvación de los que estaban oprimidos
bajo el peso de la culpa y del sufrimiento;
concédenos que, a imitación suya,
sepamos dedicarnos sin desfallecer
a la salvación de nuestros hermanos.
Por Jesucristo nuestro Señor. R./ AMÉN.

# # #
#
# # #

Liturgia de la Palabra

PRIMERA LECTURA: Isaías 58, 6-11

"Parte tu pan con el hambriento"

Así dice el Señor:
"El ayuno que yo quiero es éste:
abrir las prisiones injustas,
hacer saltar los cerrojos de los cepos,
dejar libres a los oprimidos,
romper todos los cepos;
partir tu pan con el hambriento,
hospedar a los pobres sin techo,
vestir al que ves desnudo,
y no cerrarte a tu propia carne.

Entonces romperá tu luz como la aurora,
en seguida te brotará la carne sana;
te abrirá camino la justicia,
detrás irá la gloria del Señor.
Entonces clamarás al Señor, y te responderá;
gritarás, y te dirá: "Aquí estoy".

Cuando destierres de ti la opresión,
el gesto amenazador y la maledicencia,
cuando partas tu pan con el hambriento
y sacies el estómago del indigente,
brillará tu luz en las tinieblas,
tu oscuridad se volverá mediodía.
El Señor te dará reposo permanente,
en el desierto saciará tu hambre,
hará fuertes tus huesos,
serás un huerto bien regado,
un manantial de aguas
cuya vena nunca engaña".



SALMO RESPONSORIAL: Sal 111, 1-2. 5-6. 7-8. 9

R./ Dichosos los misericordiosos
porque alcanzarán misericordia.


Dichoso quien teme al Señor
y ama de corazón sus mandatos.
Su linaje será poderoso en la tierra,
la descendencia del justo será bendita. R./

Dichoso el que se apiada y presta,
y administra rectamente sus asuntos.
El justo jamás vacilará,
su recuerdo será perpetuo. R./

No temerá las malas noticias,
su corazón está firme en el Señor.
Su corazón está seguro, sin temor,
hasta que vea derrotados a sus enemigos. R./

Reparte limosna a los pobres;
su caridad es constante, sin falta,
y alzará la frente con dignidad. R./


Aleluya

Os doy un mandamiento nuevo:
que os améis unos a otros, como yo os he amado.



EVANGELIO: Lucas 6, 27-38

"Sed compasivos como vuestro Padre es compasivo"


En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos:
- "A los que me escucháis os digo: amad a vuestros enemigos, haced el bien a los que os odian, bendecid a los que os maldicen, orad por los que os injurian.
Al que te pegue en una mejilla, preséntale la otra; al que te quite la capa, déjale también la túnica. A quien te pide, dale; al que se lleve lo tuyo, no se lo reclames.
Tratad a los demás como queréis que ellos os traten. Pues, si amáis sólo a los que os aman, ¿qué mérito tenéis? También los pecadores aman a los que los aman. Y si hacéis bien sólo a los que os hacen bien, ¿qué mérito tenéis? También los pecadores lo hacen.
Y si prestáis sólo cuando esperáis cobrar, ¿qué mérito tenéis? También los pecadores prestan a otros pecadores, con intención de cobrárselo.
¡No! Amad a vuestros enemigos, haced el bien y prestad sin esperar nada; tendréis un gran premio y seréis hijos del Altísimo, que es bueno con los malvados y desagradecidos.
Sed compasivos como vuestro Padre es compasivo; no juzguéis, y no seréis juzgados; no condenéis, y no seréis condenados; perdonad, y seréis perdonados; dad, y se os dará: os verterán una medida generosa, colmada, remecida, rebosante.
La medida que uséis, la usarán con vosotros".

# # #
#
# # #

Oración de los fieles

Pidamos, hermanos, a Dios Padre todopoderoso, que fortalezca nuestra fe con el testimonio de San Carlos y nos haga útiles a nuestros hermanos por nuestro ejemplo de vida.

1.- Para que la Iglesia en su apostolado se comprometa con los problemas de los hombres de nuestro tiempo: el hambre, la pobreza, la ignorancia, la violencia y la injusticia. ROGUEMOS AL SEÑOR.

2.- Para que, por intercesión de San Carlos, conceda a los cristianos fortalecer todo aquello que nos une y superar todo aquello que nos separa. ROGUEMOS AL SEÑOR.

3.- Para que la paz arraigue con fuerza en nuestro mundo, y se alejen de las naciones el odio y las guerras. ROGUEMOS AL SEÑOR.

4.- Para que, a ejemplo de nuestro santo, se nos reconozca en el trato con los demás como personas sinceras, alegres, abiertas y cercanas a las necesidades de nuestros hermanos. ROGUEMOS AL SEÑOR.

5.- Para que el Señor, que llamó a San Carlos a la vida Pasionista, suscite en los jóvenes de nuestras comunidades el deseo de consagrarse exclusivamente a su amor y al servicio de la Iglesia. ROGUEMOS AL SEÑOR.

ORACION: Señor, por intercesión de San Carlos Houben, que elegiste como apóstol de tu Hijo, ayúdanos a responder con generosidad a nuestra vocación, y así llevar a todos los hombres la luz y la vida que de ti hemos recibido. Por Jesucristo nuestro Señor. R./ AMÉN.

# # #
#
# # #

Oración sobre las ofrendas

Recibe, Señor, los dones de tu pueblo
y concédenos
que, al recordar las maravillas
que el amor de tu Hijo realizó con nosotros,
nos reafirmemos, a ejemplo de San Carlos Houben,
en el amor a ti y al prójimo.
Por Jesucristo nuestro Señor. R./ AMEN.

# # #
#
# # #

Acción de gracias - Prefacio

V./ El Señor esté con vosotros.
R./ Y con tu espíritu.

V./ Levantemos el corazón.
R./ Lo tenemos levantado hacia el Señor.

V./ Demos gracias al Señor, nuestro Dios.
R./ Es justo y necesario.

En verdad es justo y necesario,
es nuestro deber y salvación
darte gracias
siempre y en todo lugar,
Señor, Padre santo,
Dios todopoderoso y eterno,
por Cristo, Señor nuestro.

Porque nos concedes la alegría
de celebrar hoy la fiesta de San Carlos Houben,
fortaleciendo a tu Iglesia
con el ejemplo de su vida,
instruyéndola con su palabra
y protegiéndola con su intercesión.

Por eso,
con los ángeles y los santos
te cantamos el himno de alabanza
diciendo sin cesar:

Santo, Santo, Santo...

# # #
#
# # #

Oración después de la comunión

Señor, que este sagrado banquete nos dé fuerza
para que, siguiendo el ejemplo de San Carlos Houben,
llevemos en el corazón
y manifestemos en la práctica
el amor a los demás y la luz de tu verdad.
Por Jesucristo nuestro Señor. R./ AMEN.

# # #
#
# # #

Bendición

Dios, nuestro Padre,
que nos ha congregado para celebrar hoy
la fiesta de San Carlos Houben,
os bendiga, os proteja
y os confirme en su paz. R./ Amén.

Cristo, el Señor,
que ha manifestado en San Carlos Houben
la fuerza renovadora del misterio pascual,
os haga auténticos testigos de su Evangelio. R./ Amén.

El Espíritu Santo
que en San Carlos Houben
nos ha ofrecido un ejemplo de la caridad evangélica,
os conceda la gracia de acrecentar en la Iglesia
la verdadera comunión de fe y de amor. R./ Amén.

Y la bendición de Dios todopoderoso,
Padre, Hijo y Espíritu Santo,
descienda sobre vosotros. R./ Amén.

# # #

 

Comentarios >> 


 

Origen - Camino

 
 
#
# # #
Un caminar
# # #
bidean@bidean.net
castellano euskera batua euskera bizkaiera orue