Beato BERNARDO MARIA SILVESTRELLI

9 de Diciembre

Comentarios >>  
#
# # #

Liturgia

##

# # #
#
# # #

Datos biográficos / Espiritualidad

El beato Bernardo María de Jesús (César Silvestrelli), nació en Roma, el 7 de noviembre de 1831, de la noble familia Silvestrelli-Gozzani. Bautizado el mismo día y confirmado el 7 de junio de 1840, fue ordenado sacerdote en el Monte Argentaro el 22 de diciembre de 1855, emitiendo la profesión religiosa el 28 de abril de 1857, en el noviciado de Morrovalle, donde tuvo como compañero al futuro San Gabriel de la Dolorosa. Muy pronto fue designado para desempeñar importantes oficios en la Congregación: director de estudiantes, maestro de novicios, rector, consultor provincial y Superior General los años 1878-88 y 1893-1907. Intrépido campeón del espíritu de la Congregación en circunstancias particularmente difíciles, imprimió un gran impulso a nuestro instituto en el mundo. Bajo su iluminada y vigilante guía fueron fundadas seis nuevas provincias y reorganizadas las que fueron probadas por la supresión gubernativa en Italia y Francia. Habiendo renunciado al generalato, recibió por voluntad del Papa el título vitalicio de Superior General honorario. Habiéndose retirado a Moricone en la Sabina, murió allí de una caída el 9 de diciembre de 1911, con 80 años de edad. Fue beatificado por Juan Pablo II el 16 de octubre de 1988.

# # #
#
# # #

Oración colecta

Señor, Dios nuestro,
que infundiste en el beato Bernardo María, presbítero,
un amor ardiente a Jesús crucificado
a través de la renuncia de los bienes temporales,
concédenos, por su intercesión y ejemplo,
que recordemos continuamente la Pasión de Cristo
para que vivamos y muramos por él, que nos redimió.
Él, que vive y reina por los siglos de los siglos. R./ AMÉN.

# # #
#
# # #

Liturgia de la Palabra

PRIMERA LECTURA: Filipenses 3, 8-14

"Corro hacia la meta, para ganar el premio,
al que Dios desde arriba llama en Cristo Jesús"



Todo lo estimo pérdida comparado con la excelencia del conocimiento de Cristo Jesús, mi Señor.
Por él lo perdí todo, y todo lo estimo basura con tal de ganar a Cristo y existir en él, no con una justicia mía, la de la Ley, sino con la que viene de la fe de Cristo, la justicia que viene de Dios y se apoya en la fe.
Para conocerlo a él, y la fuerza de su resurrección, y la comunión con sus padecimientos, muriendo su misma muerte, para llegar un día a la resurrección de entre los muertos.
No es que haya conseguido el premio, o que ya esté en la meta: yo sigo corriendo a ver si lo obtengo, pues Cristo Jesús lo obtuvo para mí.
Hermanos, yo no pienso haber conseguido el premio. Sólo busco una cosa: olvidándome de lo que queda atrás y lanzándome hacia lo que está por delante, corro hacia la meta, para ganar el premio, al que Dios desde arriba llama en Cristo Jesús.



SALMO RESPONSORIAL: Sal 14, 1-3a. 3bc-4ab. 5

R./ Dichoso el que camina en presencia del Señor.

Señor, ¿quién puede hospedarse en tu tienda
y habitar en tu monte santo?
El que procede honradamente
y practica la justicia,
el que tiene intenciones leales. R./

El que no calumnia con su lengua,
el que no hace mal a su prójimo.
El que considera despreciable al impío
y honra a los que temen al Señor. R./

El que no presta dinero a usura
ni acepta soborno contra el inocente.
El que así obra nunca fallará. R./


Aleluya

El que me ama guardará mi palabra
y mi Padre lo amará, y vendremos a él.



EVANGELIO: Mateo 7, 21-27

"La casa edificada sobre roca y la casa edificada sobre arena"

En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos:
- "No todo el que me dice "Señor, Señor" entrará en el reino de los cielos, sino el que cumple la voluntad de mi Padre que está en el cielo.
Aquel día, muchos dirán:
"Señor, Señor, ¿no hemos profetizado en tu nombre, y en tu nombre echado demonios, y no hemos hecho en tu nombre muchos milagros?".
Yo entonces les declararé:
"Nunca os he conocido. Alejaos de mí, malvados".
El que escucha estas palabras mías y las pone en práctica se parece a aquel hombre prudente que edificó su casa sobre roca. Cayó la lluvia, se salieron los ríos, soplaron los vientos y descargaron contra la casa; pero no se hundió, porque estaba cimentada sobre roca.
El que escucha estas palabras mías y no las pone en práctica se parece a aquel hombre necio que edificó su casa sobre arena. Cayó la lluvia, se salie¬ron los ríos, soplaron los vientos y rompieron contra la casa, y se hundió totalmente".

# # #
#
# # #

Oración de los fieles

Oremos al Señor, nuestro Dios, confiados en la intercesión del beato Bernardo María Silvestrelli.

1.- Para que no falten en la Iglesia hombres y mujeres que proclamen con su vida el espíritu de las bienaventuranzas. ROGUEMOS AL SEÑOR.

2.- ParaPara que los cristianos seamos capaces de difundir en todos los ambientes el mensaje del Evangelio. ROGUEMOS AL SEÑOR.

3.- Para que la Familia Pasionista, impulsada por el testimonio del beato Bernardo María, crezca en pueblos y culturas nuevas para gloria de Cristo Crucificado y al servicio de la Iglesia. ROGUEMOS AL SEÑOR.

4.- Para que los formadores Pasionistas eduquen a los religiosos jóvenes en la austeridad y en la dedicación a los más pobres y necesitados. ROGUEMOS AL SEÑOR.

5.- Para que todos nosotros, desde el espíritu pasionista, sepamos llevar la cruz de cada día y anunciar con fe y coherencia la Pasión y Resurrección de Cristo. ROGUEMOS AL SEÑOR.

ORACION: Padre santo, mira a tu Iglesia, a la que has confiado el Evangelio de la cruz; haz que no le falte nunca el fruto y el signo de la santidad, para que pueda anunciar con la fuerza del Espíritu la Palabra que ilumina y salva. Por Jesucristo nuestro Señor. R./ AMÉN.

# # #
#
# # #

Oración sobre las ofrendas

Dios Padre,
humildemente imploramos
de tu Divina Majestad
que estos dones, que ofrecemos
en honor del beato Bernardo María
y que testimonian tu poder y tu gloria,
le alcancen a tu pueblo
los frutos de la eterna salvación.
Por Jesucristo nuestro Señor. R./ AMÉN.

# # #
#
# # #

Acción de gracias - Prefacio

V./ El Señor esté con vosotros.
R./ Y con tu espíritu.

V./ Levantemos el corazón.
R./ Lo tenemos levantado hacia el Señor.

V./ Demos gracias al Señor, nuestro Dios.
R./ Es justo y necesario.

En verdad es justo y necesario,
que te alaben, Señor,
tus criaturas del cielo y de la tierra,
y, al recordar a los santos
que por el Reino de los cielos se consagraron a Cristo,
celebremos las grandezas de tus designios.

En ellos recobra el hombre
la santidad primera que de ti había recibido,
y gusta ya en la tierra
los dones reservados para el cielo.

Por eso,
con todos los ángeles y santos
te alabamos proclamando sin cesar.

Santo, Santo, Santo...

# # #
#
# # #

Oración después de la comunión

Fortalecidos con el pan de vida,
te rogamos, Señor
que, a ejemplo del beato Bernardo María
nos concedas servirte con entrega generosa
y amar a nuestros hermanos con amor incansable.
Por Jesucristo nuestro Señor. R./ AMÉN.

# # #
#
# # #

Bendición

Dios, nuestro Padre,
que nos ha congregado para celebrar hoy
la fiesta del Beato Bernardo María Sivestrelli,
os bendiga, os proteja
y os confirme en su paz. R./ Amén.

Cristo, el Señor,
que ha manifestado en el Beato Bernardo María Silvestrelli
la fuerza renovadora del misterio pascual,
os haga auténticos testigos de su Evangelio. R./ Amén.

El Espíritu Santo,
que en el Beato Bernardo María Silvestrelli,
nos ha ofrecido un ejemplo de la caridad evangélica,
os conceda la gracia de acrecentar en la Iglesia
la verdadera comunión de fe y de amor. R./ Amén.

Y la bendición de Dios todopoderoso,
Padre, Hijo y Espíritu Santo,
descienda sobre vosotros. R./ Amén.

# # #

 

Comentarios >> 


 

Origen - Camino

 
 
#
# # #
Un caminar
# # #
bidean@bidean.net
castellano euskera batua euskera bizkaiera orue