SAN PABLO DE LA CRUZ

19 de Octubre

Comentarios >>  
#
# # #

Liturgia

##

# # #
#
# # #

Datos biográficos / Espiritualidad

Nació en Ovada (Piamonte) en 1694. Durante su juventud ayudó a su padre en el comercio. Llamado por Dios a seguir las huellas de Cristo crucificado, vistió el hábito religioso en 1720, entregándose con ardor al ascetismo y al apostolado.

Fue ordenado sacerdote por el papa Benedicto XIII, durante la permanencia romana en la cual temporalmente se dedicó al cuidado de los enfermos. Retirado a la soledad del Monte Argentaro, junto con su hermano el Ven. P. Juan Bautista de san Miguel Arcángel, por divina inspiración fundó la Congregación de la Pasión de Jesucristo, cuya finalidad principal es meditar y predicar la pasión y muerte de Cristo. Fundó también, con la misma finalidad, el instituto de las religiosas Pasionistas de vida contemplativa.

Fue un predicador incansable de la Palabra de la Cruz, superior excelente, modelo perfecto de penitencia y de contemplación, inspirado director de almas, considerado como el más grande místico del siglo XVIII. Murió en Roma el 18 de octubre de 1775.

# # #
#
# # #

Oración colecta

Oh Dios, que, para anunciar la Palabra de la cruz,
inflamaste de ardiente celo
al sacerdote san Pablo de la Cruz, nuestro Padre:
concédenos que también nosotros,
animados por su ejemplo y sostenidos por su protección,
sepamos ganar las almas de nuestros hermanos,
por medio de la pasión de Cristo, tu Hijo,
para obtener con ellos el fruto de la redención.
Por nuestro Señor Jesucristo... R./ AMÉN.

# # #
#
# # #

Liturgia de la Palabra

PRIMERA LECTURA: Isaías 61, 1-3a

"El Señor me ha enviado
para dar la buena noticia a los que sufren"



El Espíritu del Señor está sobre mí,
porque el Señor me ha ungido.
Me ha enviado para dar la buena noticia a los que sufren,
para vendar los corazones desgarrados,
para proclamar la amnistía a los cautivos,
y a los prisioneros la libertad,
para proclamar el año de gracia del Señor,
el día del desquite de nuestro Dios,
para consolar a los afligidos.



SALMO RESPONSORIAL: Salmo 95, 1-2a. 2b-3. 7-8a. 10

R/. Anunciaré a los hermanos la Palabra del Señor.

Cantad al Señor un cántico nuevo,
cantad al Señor, toda la tierra;
cantad al Señor, bendecid su nombre. R./

Proclamad día tras día su victoria.
Contad a los pueblos su gloria,
sus maravillas a todas las naciones. R./

Familias de los pueblos, aclamad al Señor,
aclamad la gloria y el poder del Señor,
aclamad la gloria del nombre del Señor. R./

Decid a los pueblos: «El Señor es rey,
él afianzó el orbe, y no se moverá;
él gobierna a los pueblos rectamente. R./



SEGUNDA LECTURA: 1 Corintios 1, 17-25

"Quiso Dios valerse de la necedad de la predicación,
para salvar a los creyentes"



Hermanos:
No me envió Cristo a bautizar, sino a anunciar el Evangelio, y no con sabiduría de palabras, para no hacer ineficaz la cruz de Cristo. El mensaje de la cruz es necedad para los que están en vías de perdición; pero para los que están en vías de salvación -para nosotros- es fuerza de Dios.
Dice la Escritura: «Destruiré la sabiduría de los sabios, frustraré la sagacidad de los sagaces»: ¿Dónde está el sabio? ¿Dónde está el escriba? ¿Dónde está el sofista de nuestros tiempos? ¿No ha convertido Dios en necedad la sabiduría del mundo? Y como, en la sabiduría de Dios, el mundo no la conoció por el camino de la sabiduría, quiso Dios valerse de la necedad de la predicación, para salvar a los creyentes.
Porque los judíos exigen signos, los griegos buscan sabiduría; pero nosotros predicamos a Cristo crucificado: escándalo para los judíos, necedad para los gentiles; pero para los llamados -judíos o griegos-, un Mesías que es fuerza de Dios y sabiduría de Dios. Pues lo necio de Dios es más sabio que los hombres; y lo débil de Dios es más fuerte que los hombres.



Aleluya

El Señor me ha enviado para anunciar el Evangelio a los pobres,
para anunciar a los cautivos la libertad.
(Lc 4, 18)



EVANGELIO: Marcos 6, 7-13

"Los fue enviando"

En aquel tiempo, llamó Jesús a los Doce y los fue enviando de dos en dos, dándoles autoridad sobre los espíritus inmundos. Les encargó que llevaran para el camino un bastón y nada más, pero ni pan, ni alforja, ni dinero suelto en la faja; que llevasen sandalias, pero no una túnica de repuesto. Y añadió:
- «Quedaos en la casa donde entréis, hasta que os vayáis de aquel sitio. Y si un lugar no os recibe ni os escucha, al marcharos sacudíos el polvo de los pies, para probar su culpa».
Ellos salieron a predicar la conversión, echaban muchos demonios, ungían con aceite a muchos enfermos y los curaban.

# # #
#
# # #

Oración de los fieles

Acudamos, hermanos, con nuestra oración a Dios, y pidámosle que, ya que, por medio de los escritos y los ejemplos de san Pablo de la Cruz, nos llama al amor ardiente a Cristo crucificado, escuche también nuestras súplicas.

1.- Para que los pastores y los fieles de la Iglesia mediten asiduamente la pasión del Señor y, por este camino, lleguen a la santa unión con Dios. ROGUEMOS AL SEÑOR.

2.- Para que los ejemplos de san Pablo de la Cruz estimulen a buscar los bienes del espíritu, a los que viven adormecidos en la indiferencia. ROGUEMOS AL SEÑOR.

3.- Para que quienes sufren en su cuerpo o en su espíritu aprendan en la santísima escuela de la cruz la verdadera sabiduría de los santos. ROGUEMOS AL SEÑOR.

4.- Para que la cruz de nuestro Señor Jesucristo eche profundas raíces en los corazones de todos los miembros de la familia Pasionista. ROGUEMOS AL SEÑOR.

5.- Para que todos nosotros, reunidos en la celebración de la Eucaristía, memorial de la pasión del Señor, trabajemos sin cesar al servicio de la Iglesia por la gloria de Cristo crucificado. ROGUEMOS AL SEÑOR.

ORACIÓN: Oh Dios, que hiciste a san Pablo de la Cruz apóstol del evangelio de la Pasión, escucha nuestras oraciones, para que de tu infinita misericordia obtengamos aquello que con confianza te hemos pedido. Por Jesucristo nuestro Señor. AMÉN.

# # #
#
# # #

Oración sobre las ofrendas

Acoge, Señor, los dones que te presentamos
en la solemnidad de san Pablo de la Cruz, nuestro Padre,
y transfórmanos también a nosotros mismos
en hostias vivas, santas y agradables a ti.
Por Jesucristo nuestro Señor. R./ AMÉN.

# # #
#
# # #

Acción de gracias - Prefacio

V./ El Señor esté con vosotros.
R./ Y con tu espíritu.

V./ Levantemos el corazón.
R./ Lo tenemos levantado hacia el Señor.

V./ Demos gracias al Señor, nuestro Dios.
R./ Es justo y necesario.

En verdad es justo y necesario,
es nuestro deber y salvación,
darte gracias siempre y en todo lugar.
Señor, Padre santo, Dios todopoderoso y eterno.

Tú, para despertar en tu pueblo
el recuerdo de la pasión de Cristo,
elegiste de manera admirable a tu fiel siervo,
san Pablo de la Cruz,
para que, forjado en la meditación
de la infinita caridad de tu Hijo hacia los hombres,
se distinguiera por su extraordinario amor
a la penitencia, a la pobreza y a la soledad
y resplandeciera en tu Iglesia por la riqueza de sus dones y carismas.

Tú le hiciste además maestro de las almas y apóstol del Evangelio,
para que pregonando los frutos copiosos de la redención,
atrajera a ti, con la palabra y el ejemplo, a innumerables pecadores
y evocara entre el pueblo cristiano
el recuerdo asiduo de la pasión de Jesucristo, tu Hijo, nuestro Señor.

Por eso nosotros, Señor,
unidos a los ángeles y a todos los santos,
te aclamamos cantando llenos de alegría.

Santo. Santo. Santo...

# # #
#
# # #

Oración después de la comunión

Señor Jesús, que nos has concedido la gracia
de participar en la mesa eucarística,
memorial perpetuo de tu infinito amor hacia nosotros:
concédenos, por las oraciones y la imitación
de san Pablo de la Cruz, nuestro Padre,
expresar en nosotros, de palabra y obra, el misterio de tu Pasión.
Tú que vives y reinas por los siglos de los siglos. R./ AMÉN.

# # #
#
# # #

Bendición

- Dios, que hizo a san Pablo de la Cruz, nuestro Padre, luminoso ejemplo de amor hacia Cristo crucificado, os haga a vosotros perfectos imitadores suyos para que podáis sentiros y ser siempre verdaderos discípulos de Jesucristo. R./ Amén.

- Y por la intercesión de nuestro mismo santo Padre, cuya fiesta celebráis con singular alegría, os conceda ser constantes en testimoniar con la vida y el apostolado vuestro amor a Cristo crucificado. R./ Amén.

- Y después de las adversidades y luchas de la vida presente, alcancéis vosotros la compañía de nuestro santo Padre para gozar de su misma gloria en la patria del cielo. R./ Amén.

- Y la bendición de Dios todopoderoso,
Padre, Hijo y Espíritu Santo descienda sobre vosotros. R./ Amén.

# # #

 

Comentarios >> 


 

Origen - Camino

 
 
#
# # #
Un caminar
# # #
bidean@bidean.net
castellano euskera batua euskera bizkaiera orue